• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un ostentoso modo de vida era el que llevaba el ex comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, quien está siendo acusado por malversación de caudales públicos por 3.500 millones de pesos de los fondos reservados por ley para uso exclusivo de la institución.

    Dentro del proceso, se ha señalado que gran parte de ese “lujoso” estilo de vida del ex jefe militar y su familia fue financiado con recursos que estaban destinados para otros ítemes al interior del Ejército.

    Según consignó La Segunda, uno de los encargados del funcionamiento de su casa, el teniente coronel (r) Rodolfo Hidalgo Fariña, reveló en su declaración que Fuente-Alba le dijo sobre sus funciones que debía encargarse de su domicilio, incluyendo todo lo concerniente a “gastos en alimentación, bebidas, licores, vinos y champagne, tanto para el personal como para la familia Fuente-Alba (incluyendo a su hijo Fernando)… regalos de cumpleaños tanto para visitas como para la familia Fuente-Alba (incluidos hijos, nueras y nietos)”.

    También debía preocuparse de “coordinar las reuniones o eventos protocolares a realizarse en la casa, me refiero al tema logístico, ornamentación floral y contratación de violinista y pianista entre otros”. Asimismo, se reveló que cada mes recibía de parte del jefe de Finanzas del Ejército, coronel Jorge Cortés Díaz, 10 millones de pesos en efectivo en un sobre café, sin tener que firmar ningún tipo de respaldo por la recepción del dinero.

    De ese monto, dos millones quedaban guardados en la caja fuerte a cargo de Hidalgo Fariña y los otros ocho millones en otra caja a cargo del jefe de la plana mayor, suboficial Mauricio Vera Figueroa. Este último debía pagar a dos jardineros, además de bonos de 80 mil pesos a todo el personal administrativo, que eran 21 personas de planta del Ejército, y cuyos cargos correspondían a los mayordomos, conductores, telefonista, cocineros y auxiliar de mantención.

    El teniente coronel Hidalgo aseguró que sólo en gastos básicos se desembolsaban 3,2 millones de pesos, más otros 250 mil “por cable”. En esa línea, sostuvo que en los eventos se gastaban sobre los 800 mil pesos en ornamentación y flores y que incluso la esposa de Fuente-Alba, Anita Pinochet, también tomaba decisiones sobre algunos gastos.

    De acuerdo al reporte del vespertino, el teniente coronel (r) aseveró que por orden verbal del propio comandante en jefe, a fines de cada año, el coronel Cortés le entregaba bajo la misma modalidad y en efectivo la suma de 20 millones de pesos.

    “Esto era para la confección de un regalo para las señoras de los generales que pasaban a retiro; una medalla con cadena de oro para las señoras de los ascendidos y una pulsera con una moneda de oro para las señoras de los generales que pasaban a retiro”, se detalla en la investigación.

    “La gestión la realizaba directamente yo, bajo la orientación y supervisión de doña Anita y a través de la Casa o Medallas Hours… ella seleccionaba y yo pagaba, sin recibir boleta alguna”, dijo Rodolfo Hidalgo.

    Todo esto es respaldado por el suboficial a cargo, Mauricio Vera, quien además detalló que los choferes destinados eran seis y que en algunas ocasiones depositó dineros en las cuentas personales del general Fuente-Alba, que este último le entregaba por mano.

    Luego que este martes se realizara una audiencia de cautela de garantías solicitada por la defensa de Juan Miguel Fuente-Alba, el fiscal metropolitano Centro Norte, José Morales, confirmó que en las próximas semanas, el ex comandante en jefe será formalizado por el delito de lavado de dinero.

    “El Ministerio Público, por la competencia de la materia, y atendido a que el imputado Fuente-Alba es un ex militar, solamente puede investigar el delito de lavado de dinero en este caso. Efectivamente, la Fiscalía tiene contemplado hacer una solicitud de acuerdo a la ley en las próximas semanas”, dijo el persecutor.

    Por ahora, Fuente-Alba continúa detenido en el batallón de policía militar de Peñalolén.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...