• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La tensión entre los gobiernos de Estados Unidos y la República Popular China se agravan cada vez más, en medio de las constantes amenazas que vocifera la administración liderada por el presidente Donald Trump. En esta oportunidad, se habla incluso de una nueva guerra, si la nación asiática no cumple con sus exigencias.

    Si China no logra “cambiar fundamentalmente su comportamiento”, enfrentará una Guerra Fría total con Washington y sus socios, así lo advirtió este martes el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, en declaraciones al diario local The Washington Post.

    En este sentido, aseguró que el jefe de Estado norteamericano “está dejando la puerta abierta para un acuerdo con (su homólogo chino), Xi Jinping, en Argentina (al margen de la cumbre de líderes del Grupo de los 20, G-20), pero solo si Pekín está dispuesto a hacer los cambios masivos que EE. UU. le exige en la esfera económica, militar y política. Esta es la mejor oportunidad de China para evitar un escenario de Guerra Fría con Estados Unidos”, publica Hispan TV.

    “La actitud del presidente (Trump) es que queremos asegurarnos de que ellos (China) sepan nuestra posición, y lo que estamos dispuestos a hacer, así que pueden llegar a Argentina con propuestas concretas que aborden no solamente el déficit comercial al que hacemos frente”, agregó.

    No obstante, el vicemandatario hizo un llamado a ejercer más presión al país asiático ante lo que llamó el “robo de propiedad intelectual, la transferencia forzada de tecnología y el acceso restringido a los mercados chinos”. Asimismo, acusó a la potencia mundial de no respetar las normas internacionales, limitar la libertad de navegación en las aguas internacionales e interferir en la política de los países occidentales.

    Igualmente, hizo referencia al conflicto comercial entre ambas naciones y afirmó que la Casa Blanca estará dispuesta a aumentar su presión económica, diplomática y política, afirmando que Estados Unidos estará en “una posición fuerte de todas formas”. “Estamos en 250 mil millones de dólares en aranceles ahora. Podemos duplicarlo y más. (…) Estamos buscando resultados. Estamos buscando un cambio de postura”, sentenció.

    A.L.

    Guerra comercial con EE. UU. impacta muy poco el comercio exterior de China

    Corea del Sur pide a EE.UU. que le exima de sanciones contra Irán

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...