• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En agosto de 2018 el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prohibió el uso de equipos de marcas chinas en las instituciones públicas de ese país. Esa decisión fue tomada como la primera bala disparada en una guerra económica contra las tecnologías hechas en China.

    Para ese momento se alegó desde la administración Trump, que los equipos fabricados por Huawei y ZTE, representaban una seria amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos, razón por la que se hizo una fuerte campaña hasta que las empresas cesaron sus actividades en ese país, aunque no del todo.

    Sin embargo el verdadero clímax de esta guerra comenzó con la extraña petición del gobierno norteamericano a sus aliados, para evitar que Huawei desarrolle en sus países las redes de telefonía con tecnología 5G.

    China

    La tecnología de Huawei fue vetada

    El miércoles Nueva Zelanda le prohibió a la empresa china el desarrollo de sus redes 5G ya que para el gobierno de ese país considera “que podría implicar un riesgo importante de seguridad nacional”. El mismo argumento que utilizó Australia, Japón y el principal promotor de la premisa de la violación a la seguridad nacional: Estados Unidos.

    Aunque ninguna de las naciones que vetaron a la empresa china para el desarrollo de equipos 5G en sus países presentó pruebas, todos se sustentan en el teorema de la fe ciega impuesto por Estados Unidos.

    En el caso neozelandés, según destaca la cadena CNN, debido a los riesgos de seguridad nacional, las leyes prohiben el uso de equipos y tecnología de la empresa china para el desarrollo de las redes de nueva generación.

    Cina

    Solo Huawei, Ericsson y Nokia pueden desarrollar 5G

    La decisión de los aliados norteamericanos, a los que se espera se sumen el Reino Unido y probablemente Alemania, (en este último se estudia el caso), cercan no solo la tecnología sino que le cierra las puertas a las empresas del gigante asiático que ya sufren fuertes aranceles impuestos por Trump.

    Para muchos analistas norteamericanos la decisión de prescindir de la tecnología china es buena, sin embargo muchos no consideran que sea así, ya que debido a las políticas de la administración Trump se pensaría que la decisión de limitar el uso de equipos chinos era para favorecer empresas norteamericanas, está muy lejos de la realidad.

    Además de Huawei, las únicas dos empresas en el mundo que son capaces de implementar la tecnología 5G son la finlandesa Nokia y Ericsson, con base en Estocolmo, Suecia. Atrás a la distancia quedaron empresas como Motorola debido a la carencia de desarrollo para este tipo de tecnología.

    China

    Las redes 5G quedan en manos de empresas europeas

    Esto significa que Estados Unidos plantó guerra a la tecnología china, una potencia extranjera y que para ellos representa un claro riesgo de seguridad nacional, sin embargo para los intereses norteamericanos la decisión no hizo sino de cambiar de manos la papa caliente, ya que no son empresas de ese país o de estadounidenses quienes darán los servicios, sino también serán otras dos empresas extrajeras: una sueca y la otra finlandesa.

    EEUU: Prohíben a militares del Ejército usar teléfonos Huawei y ZTE

    Australia prohíbe a Huawei y ZTE vender su tecnología en el país

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...