• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Phycomyces_nitens

    La radiación UV daña el ADN y provoca mutaciones que permiten el crecimiento descontrolado de las células cancerosas. Para protejerse de esos daños, las células tienen sistemas de reparación del ADN. Uno de estos sistemas está basado en una proteína, la fotoliasa, que se activa por la luz azul para reparar alteraciones del ADN.

    Durante la evolución, los genes de las fotoliasas se han duplicado haciendo aparecer nuevas proteínas, los criptocromos, que han perfeccionado su capacidad de percibir la luz azul y que realizan otras funciones en las células.

    “Los criptocromos, por ejemplo, usan la luz azul como señal para regular el desarrollo de las plantas y el ritmo circadiano de los hongos y los animales”, explica Luis Corrochano Peláez, autor principal e investigador en el departamento de genética de la Universidad de Sevilla en España.

    El estudio, publicado en PNAS, que ha contado con la colaboración de investigadores de la Universidad de Salamanca y de la Universidad de Marburgo en Alemania, ha permitido identificar una nueva proteína que permite reparar el ADN, el criptocromo, que ha mantenido su función primitiva que le permite reparar el ADN como si fuera una fotoliasa, la proteína primigenia de la que se originó por una duplicación del gen ancestral.

    Así lo han podido comprobar en el hongo Phycomces. En cierto modo, el criptocromo de este hongo es un fósil que representa un paso inicial de la evolución de las proteínas que reparan el ADN, desde una fotoliasa hasta un fotorreceptor celular. “Este descubrimiento ilustra las transiciones que sufren las proteínas en su evolución para adquirir nuevas funciones”, dicen los autores.

    Fuente NCYT

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...