• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Wye_Bridge,_Monmouth

    Trellech está cerca de la ciudad de Monmouth, en el lado galés. En la foto, Wye Bridge


    Había una vez un pueblo medieval que albergó a 10.000 personas. Por siglos, esta villa estuvo escondida entre los campos de Reino Unido, hasta que un arqueólogo aficionado la compró, con la simple corazonada de que podía tratarse de algo importante. Y aunque fue tildado de loco, su intuición no falló. Quince años después de iniciadas las excavaciones en ese sitio, en la frontera entre Inglaterra y Gales, Stuart Wilson se reivindica con el hallazgo confirmado de la Ciudad Perdida de Trellech.

    Los arqueólogos verdaderos no daban una; estaban buscando el pueblo cerca de una villa moderna, también llamada Trellech, en pleno Gales. Pero luego en 2002, Wilson, quien trabajaba en una cabina de peaje, supo de la existencia de un campesino de la zona fronteriza que había estado encontrando pedazos de alfarería en las madrigueras de los topos. Entonces, nuestro arqueólogo amateur pensó que estos animalejos se las traían.

    Wilson visitó la mentada granja y encontró nada menos que los restos de un muro. Después juntó dinero y compró el terreno por 32.000 libras esterlinas; una gran inversión que finalmente valió la pena: “La gente pensaba que estaba loco y que debía haber comprado una casa en vez de un campo”, contó Wilson a The Guardian, quien en ese entonces tenía 20 años. “Pero resultó que fue la mejor decisión de mi vida. No me arrepiento en lo absoluto”.

    artefacto encontrado en Trellech Wales News Service

    Artefacto encontrado en el sitio del antiguo Trellech. Foto: Wales News Service


    Al parecer, Trellech no fue un caserío insignificante. Tenía alrededor de diez mil personas, es decir, una cuarta parte de lo que fue Londres en la misma época. Los expertos creen que fue fundado por la familia De Clare en el siglo XIII, como establecimiento para la fabricación de armas, armaduras y otros artefactos de uso militar. Con el tiempo, el pueblo fue creciendo rápidamente hasta convertirse en una comunidad donde llegaban granjeros locales y trabajadores de los centros urbanos, informa IFLScience.

    Para Wilson y las mil personas que le ayudaron, excavar el sitio durante 15 años fue por amor al arte. Con arduo trabajo, descubrieron al menos ocho construcciones, incluyendo los posibles cimientos de un palacete rodeado en un pozo que presuntamente habría tenido dos salones y un patio interior. Wilson planea pasar la mayor parte de la temporada seguir investigando esta estructura en cuanto mejore el tiempo, informa The Independent.

    Excavaciones en ‘La Ciudad Perdida de Trellech’, entre Inglaterra y Gales. Foto: Stuart Wilson


    El colapso de Trellech advino después de sucesivos ataques por parte de los enemigos de la familia De Clare, y luego su posición estratégica sirvió de blanco para la resistencia galesa contra el Imperio inglés. Todo esto, sumado a las enfermedades que invadieron a sus habitantes, finalmente hizo que el pueblo desapareciera.

    El héroe de esta historia, Stuart Wilson, está postulando a un permiso para construir un centro para turistas con un campamento en el sitio, y así, como en el pasado la prosperidad de Trellech atrajo a comerciantes y viajeros, en el presente los visitantes podrán acceder a una parte de su historia.

    El Ciudadano

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...