• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Una imagen volumétrica simple creada con la tecnología de ‘despliegue de trampa óptica’. Fotografía: Nature

    Por fin una de las clásicas tecnologías de la ciencia ficción está a la vuelta de la esquina: verdaderas pantallas 3D que son capaces de proyectar una imagen en el aire.

    Un nuevo artículo en la revista Nature informa los avances de un grupo de investigadores en la Universidad Brigham Young en Utah, Estados Unidos: la primera creación de una “despliegue volumétrico (o pantalla volumétrica) de espacio libre”, capaz de reproducir gráficos a todo color que flotan en el aire y son visibles desde todos los ángulos.

    La tecnología, denominada “despliegue de trampa óptica”, funciona con una técnica que suena como si fuera de ficción. “Capturas una partícula en un ‘rayo tractor’ invisible o casi invisible”, explica el investigador principal, Daniel Smalley. “Luego lo arrastras hacia cada punto de una imagen. Cuando está en el lugar correcto, lo disparas con láseres rojos, verdes y azules, para que se ilumine, y construyes una imagen punto por punto, arrastrando esta partícula de celulosa a medida que avanzas”.

    De hecho, la imagen está “impresa en 3D” a velocidades extremadamente altas y la diminuta partícula brillante crea una imagen visual a medida que avanza.

    Sin embargo la tecnología aún no está lista para debutar. A las velocidades actuales, las imágenes son muy pequeñas o muy lentas de crear. Una espiral muy simple (de un par de milímetros de alto) es visible a simple vista, pero solo apenas (imagen abajo). Una imagen mucho más detallada, de un investigador posando al estilo de la princesa Leia de Star Wars, solo podía ser fotografiada con una larga exposición. A la partícula le tomó 40 segundos rastrear completamente la imagen.

    Fotografía: Nature

    Pero Smalley dice que esos problemas podrían resolverse introduciendo una mayor cantidad de partículas en una pantalla determinada, de modo que en cualquier momento 10 o 100 puntos tracen la imagen. Otra opción sería reintroducir continuamente nuevas partículas cuando las antiguas se pierdan. “Después de todo, estas son literalmente tan baratas como la tierra”.

    La técnica le da a la pantalla propiedades que otras pantallas 3D no pueden lograr, dice Smaller. “El gran avance aquí, creo, es crear una plataforma de visualización en 3D que sea capaz de crear imágenes de ciencia ficción”. Otras tecnologías de visualización tienen desventajas inherentes. Las pantallas estereoscópicas y holográficas, por ejemplo, solo pueden mostrar objetos en una línea de visión entre la “pantalla” y el espectador. Si el espectador se mueve demasiado hacia un lado, estos desaparecen.

    Otro tipo de pantalla, llamada pantalla volumétrica, normalmente funciona girando o moviendo rápidamente una superficie transparente, construyendo una imagen 3D que se puede ver desde todos los ángulos, pero con ella no se puede interactuar: si se inserta un objeto (como un dedo) en la pantalla, esto interfiere con el movimiento de la superficie sobre la que se forma la imagen.

     

    El Ciudadano, vía The Guardian

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...