• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Polo Norte magnético de la Tierra ha cambiado tanto que los científicos han tenido que actualizar el Modelo Magnético Mundial (WMM) a mitad del ciclo.

    Según los expertos, desde que fue descubierto en 1831, ha aumentado su velocidad y nadie puede explicar por qué. Y su rápido cambio tiene el potencial de causar muchos problemas en la Tierra.

    Por ello, los especialistas se han volcado a ejecutar una actualización de emergencia para el WMM, un año antes de lo programado.

    El Centro Nacional de Información Ambiental de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos explicó que el rápido movimiento los había “forzado” a lanzar el nuevo modelo, el cual ofrece una mayor precisión.

    “Debido a variaciones no planificadas en la región ártica, los científicos han lanzado un nuevo modelo para representar con mayor precisión el cambio del campo magnético entre 2015 y ahora. Esta actualización fuera de ciclo, antes del lanzamiento oficial del WMM 2020 del año próximo, garantizará una navegación segura para aplicaciones militares, líneas aéreas comerciales, operaciones de búsqueda y rescate, y otros que operan alrededor del Polo Norte”, detalla un comunicado del organismo.

    Actualización retrasada

    Publicaciones de especialistas en el área aseveran que la actualización de estos datos ha llegado con retraso, pues “debía publicarse el 15 de enero”.

    Sin embargo, el pasado 4 de febrero se actualizó y el Norte magnético puede ubicarse nuevamente en todo el mundo.

    La versión más reciente del modelo salió en 2015 y se suponía que duraría hasta 2020, pero “el error está aumentando todo el tiempo”, dice Arnaud Chulliat, geomagnetista de la Universidad de Colorado Boulder y de los Centros Nacionales de Información Ambiental de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

    Qué es el polo magnético

    La forma más sencilla de definir el Polo Norte magnético terrestre es la siguiente: “es la dirección que señala la aguja imantada de una brújula,  que no coincide con la del Polo Norte geográfico, excepto en los puntos del hemisferio Norte, situados en el mismo meridiano que el Norte magnético”.

    Se utiliza para navegar y actualmente está situado a unos 1.600 kilómetros del Polo Norte geográfico, cerca de la isla de Bathurst, en la parte septentrional de Canadá, en el territorio de Nunavut.

    Pero, como no es fijo, ya que cambia según el movimiento del núcleo líquido de la Tierra, el Polo ha comenzado a acelerar hacia Siberia a unas 34 millas por año en los últimos años, de acuerdo con información publicada en The Guardian.

    El más mínimo cambio supone un dolor de cabeza para la tecnología de teléfonos inteligentes, ya que tanto Apple como Google Maps dependen de ella.

    No hay que alarmarse

    Si bien el Polo Norte magnético terrestre cambia continuamente, expertos destacan que no es de alarmarse.

    Ciaran Beggan, geofísico del British Geological Survey, explica que este cambio “es en parte debido a su comportamiento natural”.

    Pero surge la pregunta de si estos cambios pronostican una inversión del campo magnético de la Tierra. Los especialistas aclaran que el escenario es posible, pero aclaran que el movimiento actual marca una tasa de 5 % en su período de 5 años.

    De acuerdo con ellos, “los Polos magnéticos de la Tierra se han invertido muchas veces en su historia, con la última ocurrida hace 780.000 años y 183 veces en los últimos 83 millones de años”.

    A qué se debe el cambio

    La geomagnetista Arnaud Chulliat dice que el cambio errático se debe a la agitación líquida en el núcleo de la Tierra, ya que éste genera la mayor parte del campo magnético.

    En 2016, por ejemplo, parte del campo magnético se aceleró temporalmente en las profundidades del norte de Sudamérica y el Océano Pacífico oriental. Satélites como la misión Swarm de la Agencia Espacial Europea rastrearon el cambio, indicó la revista Nature.

    Esto fue una advertencia temprana y ya se sabía que el campo magnético se había sacudido justo después de la última actualización, en formas que los planificadores no habían anticipado.

    Al respecto, Phil Livermore, geomagnetista de la Universidad de Leeds, Reino Unido, indica que “la ubicación del Polo Norte magnético parece estar gobernada por dos parches de campo magnético a gran escala, uno debajo de Canadá y otro debajo de Siberia. El parche siberiano está ganando la competencia”.

    Beidou: Sistema de navegación satelital chino comenzó a operar para el mundo

    Rusia instalará en Cuba una estación del sistema de navegación Glonass

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...