• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La revista Materials Horizons, publicó una reciente investigación que señala el importante descubrimiento de los científicos: Rubén Costa del Instituto IMDEA Materiales de Madrid, Elena Lalinde y Jesús Berenguer de la Universidad de la Rioja, junto a Javier García de la Universidad de Alicante, quienes lograron crear luces LED con nano partículas de Sílice que es un material similar a la arena.

    Los LED híbridos que emiten luz blanca como la del sol, representan un nuevo hito en la iluminación artificial, nunca antes se había conseguido luz blanca de una sola nano partícula, la misma es de gran calidad para una nueva generación de luces. Trabajos pasados habían conseguido con materiales similares obtener emisión de luz azul o roja, pero no blanca, que es el color clave para su explotación futura.

    “Estos materiales se han ido desarrollando a lo largo de los últimos años, pero nunca antes se había conseguido luz blanca de una sola nanopartícula”, subraya Costa. La investigación contribuye fundamentalmente a la creación de luz blanca, la cual destaca por su nivel de estabilidad, intensidad, además los efectos salubres y ambientales que trae consigo.

    Los científicos señalan el impacto salubre y ambiental de los LED de arena

    Los LED de arena (sílice) al eliminar la luz azul, evitan los riesgos para la salud que generan los LED actuales. El desarrollo de estas nuevas nano partículas que emiten luz, es uno de los campos más competitivos y con más aplicaciones en la investigación de nuevas fuentes de luz artificial, ya que además de reducir el impacto negativo sobre la vista, pueden fabricarse de forma más respetuosa con el medio ambiente.

    El alto contenido de luz azul que presentan los LED actuales puede ser lesivo para la retina humana, especialmente para los niños, y presenta un impacto negativo en la química del cerebro. El interés práctico de esta arena emisora de luz blanca es que podría sustituir a los actuales filtros de color basados en tierras raras como el itrio, cuya extracción y explotación causa importantes efectos negativos sobre el medio ambiente.

    Continúa leyendo…

    Estados Unidos práctica pruebas biológicas en humanos, denuncia Rusia

    Dañó su vida para siempre: Se pasó la dosis del tratamiento para la disfunción eréctil

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...