• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Marte con la tierra a los lejos. Imagen artística de NASA

    Marte quedó inhabitable cuando las aguas de su superficie fueron absorbidas por la corteza del planeta, concluyó un grupo de científicos de la Universidad Oxford.

    La nueva investigación, liderada por el departamento de ciencias de la Tierra de la universidad, proporciona una idea de los sutiles cambios en las condiciones planetarias, que determinan si la vida es posible.

    Al igual que la Tierra, el Planeta Rojo estuvo cubierto de agua hasta hace unos tres mil millones de años, pero hoy Marte es estéril y seco, lo que impide la existencia de vida marciana.

    Los científicos han reflexionado durante mucho tiempo sobre lo que sucedió con el agua en Marte, con investigaciones previas que sugieren que parte del agua del planeta fue sorbida por el espacio luego del colapso de su campo magnético.

    Sin embargo el nuevo estudio sugiere que el agua todavía está allí, encerrada en la superficie del planeta debido a reacciones químicas con su corteza rocosa.

    “En Marte, el agua que reacciona con las lavas recién erupcionadas que forman su costra basáltica, dio como resultado un efecto de esponja”, dijo el Dr. Jon Wade, quien dirigió el estudio publicado en la revista Nature.

    “Esta reacción de la roca con el agua cambió la mineralogía de la roca e hizo que la superficie del planeta se secara y volviera inhóspita para la vida”, dijo Wade.

    Pequeñas variaciones entre la Tierra y otros planetas en el sistema solar, como Marte, preparan el escenario para que la vida surja en nuestro planeta. “La mayor diferencia es que Marte tiene más hierro en las rocas del manto, ya que el planeta se formó en condiciones ligeramente más oxidantes”, dijo Wade.

    Los científicos descubrieron que las rocas en Marte pueden contener aproximadamente un 25% más de agua que las que se encuentran en la Tierra y que estas transportan agua al interior del planeta.

    Ha habido un interés desde hace mucho tiempo en el potencial de Marte para contener vida, con un especial foco en su contenido de agua.

    Estudios anteriores han encontrado estructuras inusuales, lo que sugiere que organismos diminutos pudieron haber vivido en la superficie del planeta alguna vez, tal vez en las aguas termales y los géiseres que solían existir allí.

    El profesor Jim McElwaine, investigador de la Universidad de Durham que ha estudiado las posibles fuentes de agua en Marte –pero que no participó en el estudio–, señaló que aunque Marte no tiene agua como la Tierra, incluso hoy no está completamente seco. “Sabemos que había mucha agua en Marte en el pasado, hace miles de millones de años. Pero también sabemos que hay mucha agua allí, en el hielo”, dijo.

    El profesor señala que si bien las rocas marcianas pueden absorber agua, de todos modos el planeta estaría desprovisto de océanos parecidos a la Tierra, debido a las diferentes condiciones atmosféricas que hay allí. “El agua probablemente acabará como hielo o terminará en el espacio”, dijo.

    Sin embargo es importante explorar el papel de la química de las rocas en el mantenimiento del agua y la alteración del medio ambiente en otros planetas, porque pequeños cambios químicos en su composición podrían tener un efecto significativo en su capacidad para propiciar y soportar vida.

    El Ciudadano, vía The Independent

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...