Científicos japoneses descubren 83 agujeros negros supermasivos

Un grupo de astrónomos y científicos japoneses descubrió 83 agujeros negros supermasivos (SMBH, por su sigla en inglés), con un tamaño impresionante y que datan del universo primitivo, algo que en su momento Albert Einstein no pudo aceptar como cierto.

Yoshiki Matsuoka, de la Universidad de Ehime, en Japón, precisó que se encuentran ubicados a unos 13 mil millones de años luz de la Tierra.

El más distante hallado por el equipo está a 13,05 mil millones de años luz de distancia, el cual está atado por el segundo agujero negro supermasivo más distante jamás descubierto.

El científico destaca que este hallazgo ofrece una nueva perspectiva sobre el efecto de los agujeros negros en el estado físico del gas en el Universo temprano, en sus primeros mil millones de años.

De acuerdo con los expertos del telescopio Subaru del Observatorio Astronómico Nacional de Japón, estos agujeros negros arrojan luz sobre su origen y sondean la población de SMBH con masas características más propias que se ven en el Universo actual.

Los investigadores esperan que los datos puedan revelar la época en que apareció el primero de ellos en el Universo.

Según ha informado el Instituto de Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona, este descubrimiento aumenta de forma considerable el número de agujeros negros conocidos por el hombre, específicamente de cuando el cosmos tenía menos del 10 % de su edad actual.

Hasta ahora, se sabe que los agujeros negros se encuentran en el centro de las galaxias y tienen masas miles de millones de veces mayores que las del Sol.

La forma más sencilla de explicar qué son es la siguiente: son regiones del espacio donde la atracción de la gravedad es tan intensa que la luz no puede escapar de su interior.

Los investigadores explican que reciben ese nombre porque son invisibles. Pero “la única forma de detectarlos es observar el comportamiento del gas y las estrellas que hay en sus alrededores”, explica la NASA.

En esta oportunidad, el equipo de astrónomos de Matsuoka utilizó una cámara del Telescopio Subaru del Observatorio Astronómico Nacional de Japón, en la cima de Maunakea, en la isla de Hawai, para descubrir este cúmulo de agujeros negros.

Éstos “serán un tema interesante para futuras observaciones de seguimiento con instalaciones actuales y futuras”, y además nos sirven para aprender cómo se forman y evolucionan los agujeros negros supermasivos, comparando la densidad numérica medida y la luminosidad con predicciones de modelos teóricos.

Hoy no se puede hablar de “meras curiosidades matemáticas”, pues “ya podemos considerarlos objetos del mundo real”, a diferencia de lo que pensaba Einstein, como lo señaló el doctor en física teórica por la Universidad Autónoma de Madrid, José Luis Fernández Barbón.

“Ahora estamos seguros de que en el centro de la Via Láctea hay un agujero negro gigante de cuatro millones de masas solares, pronto deberíamos ser capaces de ver la “sombra” del propio agujero en radiotelescopios”, dijo a ABC.

Los científicos clasifican los agujeros negros en tres tipos: agujeros negros primordiales, agujeros negros estelares y agujeros negros supermasivos, como los encontrados por los japoneses.

De los últimos, algunos científicos creen que “se formaron al mismo tiempo que la galaxia en la que se encuentran. Parece ser que su tamaño está asociado con el tamaño y la masa de su galaxia madre”.

(Video) Ahora es posible viajar por un agujero negro

Astrónomos hallan relación clave entre el choque de galaxias y la voracidad de los agujeros negros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,168,453FansMe gusta
113,848SeguidoresSeguir
290,162SeguidoresSeguir
16,251SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Kütralcura: El primer geoparque mundial de Chile reconocido por la Unesco

Este miércoles, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) designó ocho nuevos geoparques mundiales, entre los que...