• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Investigadores de la Universidad de Leicester descubrieron un punto frío en Júpiter. Bueno, no es realmente un punto, porque lo llamaron la Gran Mancha Fría de Júpiter: una marca oscura que tiene el doble de tamaño que la Tierra.

    La mancha recientemente hallada es más fría y variable que la famosa Gran Mancha Roja, que tiene más o menos el mismo tamaño.

    El área se encuentra en las regiones septentrionales de Júpiter, no lejos de la impresionante aurora boreal en la atmósfera del planeta rojo. Se cree que la aurora podría jugar un papel en la creación de esta marca oscura, como informan los investigadores en Geophysical Research Lettersen.

    “No podemos estar exactamente seguros de cómo se forma esta zona”, dice el coautor del estudio, Tom Stallard, científico planetario de la Universidad de Leicester, en Inglaterra. “Pero estamos seguros de que está ahí porque lo observamos en numerosas ocasiones”, agrega.

    Stallard y sus colegas obtuvieron el primer indicio de la existencia de la Gran Mancha Fría cuando usaban el Very Large Telescope, en Chile, para estudiar un ion de hidrógeno en la atmósfera de Júpiter. Mientras cartografiaban la temperatura y la densidad de la atmósfera, el equipo descubrió una región de unos 73°C más fría que el gas circundante. La comparación de los datos con las observaciones del Infrared Telescope Facility de la NASA, en Hawai, reveló que la marca oscura se había visto en el mismo lugar durante más de 15 años, informa Science News.

    Aunque la marca aparece siempre en el mismo lugar, su tamaño y forma va cambiando. “A veces es claramente un lugar”, dice Stallard, “y a veces no es tan prominente”. Este cambio de forma puede deberse a que el punto frío depende de la afluencia de partículas energéticas hacia la atmósfera de Júpiter desde la luna joviana Ío, ayudando a generar auroras. En la Tierra las auroras pueden producir vórtices en la atmósfera superior, que son más fríos que el gas circundante. La Gran Mancha Fría puede ser un tipo similar de sistema meteorológico, que gira y disminuye a medida que cambia la intensidad de la aurora boreal de Júpiter.

    “Es raro ver el clima en esta región de la atmósfera”, dice Jeffrey Morgenthaler, investigador del Instituto Planetario de Ciencias, con sede en Maine, EE.UU. Los investigadores pensaban que los contrastes de temperatura, causados ​​por la aurora, se suavizarían rápidamente, por lo que es inesperado encontrar un vórtice tan prolongado en las capas superiores de la atmósfera.

    El Ciudadano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...