• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Planeta Kepler-442b

    La búsqueda de vida más allá de nuestra atmósfera es una tarea constante dentro del mundo de la astrología. El último hallazgo al respecto abre una vía de esperanza para todos aquellos que esperan que en otros planetas la vida haya conseguido abrirse paso de forma similar a como lo hizo en la Tierra.

    Un grupo de astrónomos estadounidenses encontraron ocho nuevos planetas extrasolares -planetas que orbitan una estrella diferente al Sol- en una zona habitable conocida como Ricitos de oro. Se considera que estos nuevo planetas encontrados están en una zona habitable porque la distancia a la que orbitan alrededor de su estrella permite la existencia de agua en estado líquido en la superficie planetaria. Esto quiere decir que están lo suficientemente cerca como para que el agua no se congele, y lo suficientemente lejos como para que no se evapore, tal y como ocurre en la Tierra.

    Entre estos ocho nuevos planetas extrasoares encontrados recientemente hay dos, el Kepler-438b y el Kepler-442b cuyas características los convierten en casi hermanos gemelos de nuestro planeta Tierra.

    Guillermo Torres, el investigador principal del equipo formado por personal del Centro Harvard-Smithsonin para la Astrofísica, en Estados Unidos, declaró que “la mayor parte de estos planetas parecen rocosos, como la Tierra“.

    Los dos planetas casi gemelos de la tierra, el Kepler-438b y el Kepler-442b orbitan alrededor de una estrella más pequeña que nuestro Sol. El Kepler-438b realiza una vuelta completa en 35 días, mientras que el Kepler-442b necesita para ello 112 días.

    El diametro del Kepler-438b es un 12% mayor al de la Tierra y el del Kepler-442b es un tercio mayor al de nuestro planeta. El primero cuenta con el 70% de posibilidades de ser rocoso y de ofrecer la posibilidad de ser habitable, mientras el segundo tiene el 60% de posibilidades de que así sea.

    No sabemos con seguridad si cualquiera de estos planetas son realmente habitables“, dice David Kipping, parte del equipo de investigación del Centro Harvard-Smithsonin para la Astrofísica, “todo lo que podemos decir es que son candidatos prometedores“.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...