• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Investigadores de Reino Unido lograron diseñar un fármaco capaz de estimular el crecimiento de los folículos capilares humanos, con lo que tanto hombres como mujeres podrían combatir la calvicie.

    El estudio realizado por el Centro de Investigación Dermatológica de la Universidad de Manchester, se basó en un componente originalmente utilizado para tratar la osteoporosis.

    “El hecho de que este nuevo agente descrito en nuestro trabajo, que nunca había sido considerado en el contexto de la pérdida capilar, promueva el crecimiento del pelo humano es muy interesante por su potencial traslacional”, aseguró Nathan Hawkshaw, director de esta investigación publicada en la eminente revista científica PLOS Biology.

    Para el experto, esta solución “podría en un futuro marcar una diferencia real para las personas que sufren la pérdida de su cabello. Lógicamente, primero habrá que llevar a cabo un ensayo clínico para ver si este fármaco y otros compuestos similares son efectivos y seguros en los pacientes con alopecia“.

    La clave fue un efecto secundario

    Los investigadores se centraron por el mecanismo molecular de la ciclosporina A, inmunosupresor usado desde hace treinta años para el tratamiento del rechazo en los trasplantes y de diferentes patologías autoinmunes, cuyo efecto secundario es estimular el crecimiento indeseado del cabello.

    El fármaco lo administraron sobre los folículos pilosos de cuero cabelludo donado por pacientes que se iban a someter a un trasplante y los resultados fueron el estimulo de forma muy significativa del crecimiento de esos folículos, produciéndose un crecimiento bastante notable del cabello, pero sin los efectos secundarios del inmunosupresor.

    “Gracias a nuestra colaboración con un cirujano de trasplante capilar hemos sido capaces de llevar a cabo nuestros experimentos con folículos pilosos del cuero cabelludo donado generosamente por cerca de 40 pacientes y evaluar los resultados en cultivos orgánicos”, añadió Hawkshaw.

    Con este descubrimiento, se da un paso adelante en la creación de una alternativa para el clásico trasplante de pelo.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...