• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un grupo de “hackers” organizó un ataque informático al recién inaugurado Gran Colisionador de Hadrones (LHC), aumentando las preocupaciones acerca de la seguridad del mayor experimento científico de la historia.
    Al tiempo que las primeras partículas comenzaron a circular con éxito el pasado miércoles en la máquina, ubicada en las instalaciones del CERN en Ginebra, un grupo de ‘piratas informáticos’ griegos se introdujo en el sistema informático del LHC y enviaron un mensaje alertando debilidad de su infraestructura, según informa el Daily Telegraph.
    El grupo, que se hace llamar “El equipo de seguridad griego”, burló el sistema del proyecto, describiendo a los técnicos encargados del mismo como “un puñado de niños de escuela”.

    Sin embargo, los “hackers” aseguran que su hazaña no debe causar mayor preocupación ya que su intención no es “causar molestias en el trabajo de los científicos del acelerador”. “Les bajamos los pantalones porque no queremos verlos salir corriendo del LHC cuando cunda el pánico”, aseguraron en la nota que introdujeron en el sistema.

    Los científicos del CERN estaban preocupados por lo que los “hackers” pudieron haber hecho, ya que estuvieron muy cerca de penetrar el sistema de control de uno de los detectores más grandes de la máquina, un imán que pesa 12.500 toneladas y mide unos 21 metros de longitud y 15 de ancho. De haber logrado entrar en esta red, los ‘piratas informáticos’ hubieran podido apagar partes del detector.

    Los “hackers” atacaron el ‘Compact Muon Solenoid Experiment’ (CMS), uno de los cuatro detectores que analizarán los choques de partículas. Afortunadamente, el daño sólo se extendió a un archivo, aunque los científicos aseguran que fue una “experiencia aterradora”.

    “El incidente no ha dejado ningún daño”, afirmó James Gillies, director de prensa del CERN. “El sistema posee una serie de niveles en su red, desde los de acceso general hasta los más seguros, que funcionan en lo que se refiere a la operatividad del LHC. Este incidente, que atacó niveles generales, fue detectado rápidamente”, añadió Gillies.

    “Nuestro portal web es muy visitado. Ayer, por ejemplo recibimos 1.4 millones de correos y el 98% de ellos era de spam”, explicó el portavoz. Como resultado del ataque, la página web del CERN -www.cmsmon.cern.ch- no puede ser accedida por el público.

    BWN Mundo

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...