• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un equipo científico ha logrado crear protoembriones de ratón sintéticos en laboratorio, en un experimento que se compara con “abrir la caja negra” del embarazo.

    Los investigadores de la Universidad de Maastricht y el Instituto Hubrecht en Países Bajos fabricaron los embriones en una placa de Petri usando células madre. El trabajo, según los autores, podría ayudar a resolver las causas de los abortos prematuros. Los hallazgos fueron publicados en Nature.

    “Nuestra investigación ayuda a comprender el camino perfecto que debe tomar un embrión reciente para un desarrollo saludable”, dijo el investigador principal, Dr. Nicolas Rivron.

    Sin usar espermatozoides ni óvulos, los científicos iniciaron embarazos en los úteros de ratones adultos usando células madre de la misma especie. Aunque el procedimiento no condujo al desarrollo de un embrión real, el proceso de vida sí comenzó, lo que podría revelar cierta información sobre las primeras fases de la gestación.

    Los embriones son difíciles de estudiar porque son increíblemente pequeños (aproximadamente del ancho de un cabello humano) y se encuentran resguardados dentro del oscuro espacio del útero. Pero al crear estas estructuras parecidas a embriones, los autores dicen que podrían ayudar a desarrollar nuevos medicamentos para tratar los problemas de fertilidad.

    Los investigadores insertaron células madre en los úteros de ratones para observar la primera fase del desarrollo embrionario.

    “Este avance ha abierto la caja negra del inicio del embarazo”, dijo Rivron a la agencia AFP, y agregó que “ayudará a comprender mejor los procesos ocultos al comienzo de la vida, encontrar soluciones para problemas de fertilidad y desarrollar nuevas drogas sin usar animales de laboratorio”.

    Los óvulos de mamíferos se convierten en blastocistos unos días después de que se han fertilizado: una microesfera compuesta de unas 100 células que se convertirán en la placenta y el embrión. Con esta investigación de logró, por primera vez, desencadenar la autoorganización de estas células, denominadas “blastoides”.

    Se espera que con el método se pueda determinar cómo se desarrollan pequeños defectos en el embrión, como ocurre en algunas formas de diabetes. También se podrían revelar algunos aspectos de la infertilidad y mejorar las probabilidades de éxito para los tratamientos de fertilización in vitro (FIV).

    Por el momento, no hay ningún plan para probar los resultados con células madre humanas. El profesor Robin Lovell-Badge, del Instituto Francis Crick del Reino Unido, que fue el primero en obtener la aprobación para modificar embriones humanos, opinó sobre esto en BBC News y dijo que la posibilidad era “muy remota”.

    Fuente: IFLSCience

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...