Sac Actun (Jan Arild Aaserud/GAM)

Al cabo de de 10 meses de exploración intensiva, un equipo de científicos en México descubrió el sistema de cuevas inundadas más grande del mundo que resultó ser un paisaje subacuático rico y maravilloso.

El sitio, un laberinto de bifurcaciones y honduras, abarca unos 347 kilómetros de cavernas subterráneas que no es solo un espectáculo natural, sino también un importante hallazgo arqueológico que podría revelar secretos perdidos de la civilización maya.

“Esta inmensa cueva representa el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo”, dice el arqueólogo subacuático Guillermo de Anda, del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México.

“Tiene más de un centenar de contextos arqueológicos, entre los que hay evidencia de los primeros pobladores de América, así como de la fauna extinta y, por supuesto, de la cultura maya”, agrega el investigador, citado en Science Alert.

De Anda dirige el proyecto Gran Acuífero Maya (GAM), un esfuerzo de investigación que durante décadas ha explorado cuevas submarinas en el estado mexicano de Quintana Roo, ubicado en la costa caribeña de la Península de Yucatán.

Sac Actun (Herbert Meyrl/GAM)

La región alberga unos impresionantes 358 sistemas de cuevas sumergidas que se extienden por unos 1.400 kilómetros de túneles inundados de agua dulce, escondidos bajo la superficie.

Entre esta extensa red, apareció el Sistema Sac Actun, un gigantesco pasaje, tan grande que se llegó a pensar que eran dos sistemas de cuevas diferentes.

Hasta ahora se creía que el sistema llamado Dos Ojos (que abarca 93 kilómetros) era distinto de Sac Actun, pero un exhaustivo trabajo de 10 meses demostró que en realidad los dos son una enorme cavidad continua.

“En un par de ocasiones estuvimos a un metro de establecer una conexión entre los dos sistemas de cuevas grandes”, dijo el director de exploración de GAM, Robert Schmittner, citado en Science Alert. “Fue como tratar de seguir las venas dentro de un cuerpo. Era un laberinto de caminos que a veces se unían y otras veces se separaban. Tuvimos que ser muy cuidadosos”, explicó.

Bajo las reglas de la espeleología, Sac Actun ahora contiene a Dos Ojos, lo que significa que es la cueva subacuática más grande del mundo, con 347 kilómetros de largo, superando al ex líder, el Sistema Ox Bel Ha, que también está en Quintana Roo y que se extiende por 270 kilómetros.

Sac Actun (Herbert Meyrl/GAM)

Pero los investigadores dicen que el sistema incluso podría conectarse a otros tres sistemas de cuevas subacuáticas, por eso siguen trabajando para confirmar esta hipótesis de más conexiones entre cavidades.

Como muestran las imágenes en el vídeo y las fotos de los investigadores, se espera descubrir volúmenes incalculables de artefactos mayas y restos humanos, los que posteriormente serían analizados. En última instancia, las implicaciones científicas podrían ser tan extensas como la cueva misma.

“Hemos registrado más de 100 elementos arqueológicos: restos de fauna extinta, de los primeros humanos, de la arqueología maya y de la cerámica y las tumbas mayas”, dijo de Anda a los medios mexicanos. “Es un túnel del tiempo que te transporta a un lugar hace entre 10.000 y 12.000 años”, agregó.

El Ciudadano

Loading...
No Hay Más Artículos