• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un equipo internacional de investigadores ha confirmado que los hombres de Europa, Norteamérica, Australia y Nueva Zelanda están produciendo menos de la mitad de los espermios que la generación anterior. Estos resultados se obtuvieron haciendo una revisión y compendio de estudios confiables que en conjunto ofrecen evidencia concluyente, de acuerdo a los autores.

    A pesar de lo que dicen algunos titulares alarmistas, no es probable que esta disminución provoque la extinción de la especie humana, pero sí es un cambio importante en el que vale la pena indagar para entender las causas e implicaciones.

    La idea de que la fertilidad masculina está decayendo ha sido tema de titulares desde 1992, como resultado de un estudio danés que reportaba que la calidad del semen había caído dramáticamente en las décadas recientes, informa IFLScience. Pero en los años que siguieron, muchos estudios ofrecieron resultados contradictorios, lo que hizo difícil comparar y observar claramente un cambio en lo posterior.

    Pero ahora la revista científica Human Reproduction Update publicó las conclusiones de un compendio de 185 estudios, que reúnen un total de datos de 42.935 hombres, dando lo que consideran una evidencia concluyente para las naciones occidentales industrializadas.

    Entre los años 1973 y 2011 en las naciones denominadas por los autores como “occidentales”, la cantidad de espermatozoides bajó en un 59% y la concentración de estos en el semen lo hizo en un 52%. Este declive fue sostenido y gradual y no se ha detenido desde 1993, con un índice de 1,6% al año para el total de espermios. Se presume que el número ha caído más desde 2011, aunque los investigadores no han examinado mediciones más recientes.

    Los estudios realizados en África, Asia y Sudamérica han sido demasiado escasos, particularmente en el tiempo cercano al período considerado por los autores, quienes evitaron emitir conclusiones sobre aquellos resultados, mencionando, sin embargo, que parecen mostrar una tendencia similar.

    La disponibilidad de la fertilización in vitro y otros tratamientos, indica que es improbable que la reducción de la fertilidad en los hombres tenga un impacto importante en las tasas de natalidad en general, las que han disminuido principalmente por elección. Pero es posible que una menor cantidad de espermatozoides esté contribuyendo con una reciente reducción de embarazos no deseados, en lo que respecta a Estados Unidos.

    Lo más preocupante radica en las posibles razones. El autor principal del estudio, el doctor Hagai Levine, de la Universidad Hebrea de Jerusalem, dice en EurekAlert, que el estudio “es un llamado urgente a investigar las causas del agudo declive actual de la cantidad de espermios, con el foco en la prevención”.

    Mientras tanto se ha mencionado algunas hipótesis sobré qué es lo que estaría causando esta baja concentración de espermios, las que incluyen a la obesidad, los disruptivos hormonales presentes en pesticidas agrícolas, el tabaquismo parental en la etapa de gestación e infancia y la exposición intergeneracional a la contaminación ambiental, informa IFLScience. Algunos de estos factores también podrían estar afectando a los animales, quienes no tienen el mismo acceso que los humanos a la reproducción asistida. Más aun, puesto que el conteo de espermatozoides se relaciona inversamente con la mortalidad, la tendencia podría apuntar hacia problemas más amplios.

    El Ciudadano

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...