• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La carrera entre gérmenes y humanos está viendo cada vez más casos de gonorrea resistente a los medicamentos y es algo que está ocurriendo en todo el mundo, de acuerdo con agencias internacionales de salud.

    Esto no solo significa que la gonorrea es cada vez más difícil de tratar, sino que un día también podría volverse incurable, al menos con las drogas de las que disponemos actualmente.

    El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha anunciado que en los últimos meses se han registrado los primeros informes mundiales de gonorrea “resistente a los medicamentos”, con tres nuevos casos documentados en Europa y Australia entre febrero y marzo. El Departamento de Salud del gobierno australiano publicó una declaración similar el mes pasado, que detalla dos casos encontrados en Queensland y Australia Occidental.

    Hace poco, se supo de un hombre en el Reino Unido que desarrolló el “peor caso” de “súper gonorrea” en el mundo. Finalmente el paciente respondió a un tipo de antibiótico menos usado, sin embargo, su historia parece haber sido la punta del iceberg.

    Al igual que el joven del Reino Unido, al menos uno de los pacientes australianos adquirió la infección en el sudeste asiático. Aunque no hay cifras oficiales, el problema es particularmente frecuente en ciertos rincones de Asia. Un estudio reciente descubrió que hasta el 19% de las cepas de gonorrea en China ahora son resistentes a los antibióticos estándar.

    Neisseria gonorrhoeae, la bacteria que causa gonorrea. Imagen vía IFLScience.

    La gonorrea es una de las infecciones de transmisión sexual más comunes, después de la clamidia, y puede contraerse mediante sexo vaginal, oral y anal sin protección o compartiendo juguetes sexuales. Alrededor del 10% de los hombres y el 50% de las mujeres no manifiestan síntomas, pero muchas personas experimentan secreciones desagradables, de color verde o amarillo, y dolor al orinar. Si no se trata, puede provocar enfermedad inflamatoria pélvica en las mujeres e infertilidad en ambos sexos.

    Por lo general, los médicos han tratado esta infección bacteriana con dos antibióticos ampliamente utilizados, azitromicina y ceftriaxona. Sin embargo, parece que cada vez más cepas de la bacteria han desarrollado una resistencia a estas drogas. Los antibióticos menos usados ​​están demostrando ser útiles como tratamiento de último recurso, pero esta bonanza podría durar poco.

    El problema de la “súper gonorrea” es una amenaza mucho mayor para los humanos y está en el espectro de las superbacterias resistentes a los medicamentos. Por más de 70 años, los seres humanos han dependido en gran medida de antibióticos y agentes antimicrobianos para combatir las infecciones bacterianas. Debido a este uso excesivo y generalizado, muchos organismos infecciosos se han adaptado y han desarrollado resistencia a las drogas, haciéndolas menos efectivas.

    Para el año 2050, estas infecciones podrían matar a más de 10 millones de personas al año en todo el mundo. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, de Estados Unidos, señalan al menos 18 amenazas resistentes a los medicamentos. Entre las 3 amenazas más urgentes está Neisseria gonorrhoeae, la bacteria responsable de la gonorrea.

    Todo esto suena alarmante, pero vale la pena recordar que la gonorrea (y la súper gonorrea) se puede prevenir practicando sexo seguro y usando condón.

    Fuente: IFLScience

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...