• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Gente de la península de Malasia que habla el idioma Jedek

    Entre los remotos pueblos de la península de Malasia, en el sudeste asiático, los lingüistas han descubierto un idioma que era desconocido para ellos y el resto del mundo.

    El idioma, llamado Jedek, solo es hablado por unas 280 personas que viven a lo largo del río Pergau en Sungai Rual. Se cree que fuera del área local, la lengua está totalmente indocumentada.

    La sociedad de esta región es considerablemente más igualitaria, en términos de género, que las sociedades occidentales. Además, no hay violencia interpersonal ni se fomenta la competencia entre los niños. Todos estos valores se reflejan en su lenguaje. Por ejemplo, en Jedek no hay verbos que denoten propiedad, ya sea para pedir prestado, robar, comprar o vender, pero son muchas las palabras para describir actos que implican el intercambio, la cooperación y el compartir.

    Niclas Burenhult y Joanne Yager; lingüistas de la Universidad de Lund en Suecia, descubrieron este idioma mientras estudiaban la lengua Jahai en la misma área. Mucha gente había visitado y estudiado esta sociedad previamente, sin embargo la variedad lingüística no se había descubierto hasta ahora. El estudio se publicó en la revista Linguistic Typology.

    “Nos dimos cuenta de que una gran parte de la aldea hablaba un idioma diferente”, explicó Yager en una declaración. “Utilizaban palabras, fonemas y estructuras gramaticales que no se usan en Jahai. Algunas de estas palabras sugirieron un vínculo con otras lenguas áslicas, habladas en lugares lejanos de la Península malaya”.

    A medida que la globalización continúa cubriendo el Globo, lenguas menos conocidas, como el Jedek, mueren rápidamente. Actualmente se habla más de 6.000 idiomas en todo el mundo, de los cuales más del 40 por ciento están en riesgo de morir, según el Proyecto de Idiomas en Peligro de Extinción. Se cree que dentro de 100 años más de la mitad de estos idiomas habrá desaparecido. A través de la documentación y la apreciación de estos idiomas minoritarios, la lingüística espera poder ayudar a preservar algunas de estas culturas menos conocidas, además de proporcionar más información sobre la cognición humana, la historia y la cultura.

    “Hay tantas maneras de ser humano, pero con demasiada frecuencia nuestras propias sociedades modernas, y principalmente urbanas, se utilizan como el criterio para lo universalmente humano. Tenemos mucho que aprender, no solo sobre nosotros mismos, (…) sino sobre las riquezas lingüísticas y culturales que existen allá afuera”, agregó Burenhult.

    En este video se puede escuchar el lenguaje Jedek:

    El Ciudadano, vía IFLScience

    Anuncios
    Loading...