• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En el presente contamos con un montón de evidencia que demuestra que, lejos del estereotipo tosco y bruto que surgió en el siglo XX, los neandertales eran inteligentes, cultos y no tan diferentes de nuestros antepasados.

    Un nuevo estudio ahora plantea que nuestros parientes homínidos también eran compasivos y cariñosos, lo que los habría ayudado a sobrevivir a las duras condiciones de la Era de Hielo en Europa. La revista World Archeology publicó un artículo que muestra un extensivo uso de asistencia el salud dentro de la sociedad Neanderthal, donde cuidar a los pares era fundamental para la especie.

    El estudio se basa en restos que muestran evidencia de recuperación de traumas. Esto sugiere que en lugar de dejar morir a los caídos, motivados por razones prácticas o económicas, los neandertales usaban tiempo y energía en cuidarlos.

    Por ejemplo, el esqueleto de un hombre de Neandertal de entre 25 y 40 años muestra que a su muerte había sufrido algún tipo de enfermedad degenerativa en la columna vertebral y hombros. El alcance de la enfermedad indica que, al menos durante el último año de su vida, no habría podido contribuir mucho a su grupo, sin embargo sobrevivió. La evidencia también muestra que cuando este hombre finalmente murió, sus restos fueron enterrados cuidadosamente por la comunidad.

    “La importancia social del patrón más amplio de atención médica se ha pasado por alto. Las interpretaciones de una respuesta limitada o calculada al cuidado de la salud han sido influenciadas por prejuicios de los neandertales como ‘diferentes’ e incluso brutales”, dijo la Dra. Penny Spikins, de la Universidad de York, autora principal del estudio. “Sin embargo una consideración detallada de la evidencia, en su contexto social y cultural, revela una imagen diferente”.

    Sabemos que los neandertales no solo se brindaban cuidados de cabecera entre ellos, sino también medicamentos. El análisis de ADN de las placas endurecidas encontradas en dientes, muestra que usaban cierta forma de aspirina para aliviar el dolor y posiblemente también de penicilina.

    Esto alimenta una imagen más amplia de cómo tendemos a ver no solo a los neandertales, sino también a nuestros antepasados, y cómo generalmente los consideramos como algo separado de nosotros. A pesar de la existencia de que hace 34 mil años los humanos eran cazadores-recolectores, de todas maneras un grupo se las arreglaba para cuidar a niños discapacitados dentro de su comunidad.

    Los autores sostienen que la compasión que los neandertales mostraban entre sí les habría ayudado a sobrevivir en las duras condiciones de Europa. Cuidar a los miembros del grupo por pura generosidad, incluso cuando no había un beneficio inmediato, habría sido una ventaja significativa a largo plazo, escribe Josh Davis en IFLScience.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...