• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Linda Ketchum, es una residente de California, EE. UU. de 51 años, a quien su esposo le regaló un kit de AncestryDNA, para que se realizara una prueba y conociera detalles de su origen genético.

    Lo que resultó por mera curiosidad, pasó a ser una verdad inesperada, que le cambió la vida para siempre.

    Una vez realizado los análisis, Ketchum descubrió su verdadera identidad cultural hispánica  y familiar.

    “Mi padre era alemán y mi madre era escocesa-inglesa”, dijo. Pensó que sería divertido aprender sobre su origen étnico genético, rastrear todas las piezas que encontramos.

    Cuando ingresó en el sitio de AncestryDNA a sus coincidencias de ADN, no hubo conexiones entre ella y su padre. Apellidos hispanos. Aún más inquietante, al menos dos tercios del origen de Ketchum.

    “Al principio no lo creía”, dice ella. “Pero luego volví a revisarlo, y me di cuenta, Dios mío, ¿esto significa que estoy. . . ¡Soy hispana! Yo era una etnia completamente diferente “.

    Le causó gran shok emocional que por un momento se miró al espejo y dijo “ya no sabía quién era”.

    Como hija única cuyos padres habían fallecido, ella no tenía a nadie a quien recurrir para obtener respuestas. Por lo que siguió buscando en AncestryDNA.  Allí encontró la identidad de su padre biológico  llamado Bill Chávez, residente de México, quien murió cuando ella tenía 17 años, así le informaron sus verdaderos familiares.

    “Mi padre biológico, mis abuelos verdaderos, todos ellos hablaban español con fluidez. ¡Y yo no puedo decir ni un palabra de este idioma!, no les entiendo cuando me hablan”, expresó la mujer consternada.

    Ketchum descubrió sus verdaderos orígenes y quedó consternada

    “Hasta hace un yo era de origen alemán por mi padre y ahora mis orígenes están del otro lado del mundo”, agregó Ketchum

    Reacciones ante la verdad

    Linda quien acaba de conocer su verdadero origen, “decidió integrarse a un grupo especial donde personas que hacen estos descubrimientos se comunican y se apoyan mutuamente, devastados por realidades inesperadas”, así lo informó el esposo de la mujer consternada.

    Para saber tu verdadero origen o encontrar un familiar, con tan solo raspar el interior de la mejilla, la saliva, la hebra de un cabello son enviados al laboratorio y se puede obtener toda la información de la cadena del ADN o bien sea por un kit especial como el que usó Ketchum.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...