• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El fin de semana recién pasado, la nave espacial Crew Dragon, de la compañía SpaceX, se acopló exitosamente a la Estación Espacial Internacional (EEI), en otro hito que marca el camino para que los astronautas vuelvan a volar al espacio desde suelo estadounidense, algo que no se ha hecho desde el Transbordador espacial STS, cuyo último vuelo fue en julio de 2011.

    El vuelo de SpaceX se llama Demo-1 y no incluyó una tripulación a bordo, porque es una misión de prueba, pero es un avance importante y una muestra del desarrollo que está alcanzando la carrera espacial privada. El vehículo, fabricado comercialmente para la EEI, conectó su cápsula a la estación espacial a las 5:51 am EST del domingo, después de haber salido de Cabo Cañaveral en las primeras horas del sábado.

    “El exitoso lanzamiento de hoy marca un nuevo capítulo en la excelencia estadounidense, acercándonos una vez más a los vuelos de astronautas estadounidenses en cohetes estadounidenses desde suelo estadounidense”, dijo el Administrador de la NASA, Jim Bridenstine, en un comunicado.

    “Felicito con orgullo a los equipos de SpaceX y NASA, por este importante hito en la historia espacial de nuestro país”, expresó Bridenstine. “Este primer lanzamiento de un sistema espacial diseñado para humanos, construido y operado por una compañía comercial a través de una asociación público-privada, es un paso revolucionario en nuestro camino para llevar a los humanos a la Luna, Marte y más allá”.

    View this post on Instagram

    Liftoff. In its historic inaugural flight, the Falcon 9 rocket with the @SpaceX Crew Dragon successfully launched from Launch Complex 39A at the @NASAKennedy Space Center in Florida on March 2, 2019. On March 3, the spacecraft autonomously docked with the International Space Station (@ISS), representing one more crucial step in getting our Commercial Crew Program off the ground. This first-of-its-kind mission, called Demo-1, is the first flight test of a space system designed for humans built and operated by a commercial company. In addition to 400 pounds of supplies, the Crew Dragon spacecraft is carrying Ripley, an anthropomorphic test device outfitted with sensors to gather important data about what an astronaut flying aboard the spacecraft would experience throughout the mission. Image credits: Pic 1: SpaceX; Pic 2: NASA/Joel Kowsky; Pic 3: SpaceX #CrewDragon #Falcon9 #Liftoff #NASA #SpaceX #RocketLaunch #Space #ISS #CommercialCrew #HistoryInTheMaking #Picoftheday #imageoftheday #technology #rocket #dragon #florida

    A post shared by NASA (@nasa) on

    La cápsula utilizó nuevos avances tecnológicos: sistemas de sensores, un sistema de propulsión y un mecanismo de acoplamiento internacional que se instaló en la EEI en agosto de 2016, pero que no se había utilizado desde entonces. Si bien la nave no llevó tripulación humana, sí contiene un pasajero; un dispositivo antropomórfico llamado Ripley, que ha registrado datos cruciales para que los ingenieros y científicos tengan más claves sobre lo que será la experiencia humana en una misión futura de estas características.

    La misión entregó 180 kilogramos de suministros a la EEI y traerá importantes muestras a la Tierra, para las investigaciones de la NASA y SpaceX. Cuando la nave esté completamente operativa, se espera que pueda llevar a cuatro astronautas y más de 100 kilogramos de carga al espacio.

    Elon Musk, director y diseñador principal de SpaceX, expresó su gratitud a todos los involucrados en Demo-1, especialmente a la NASA.

    “Han pasado 17 años para llegar a este punto, desde 2002 hasta ahora, y una cantidad increíble de trabajo duro y sacrificio de parte de muchas personas que nos llevaron hasta acá”, dijo, agregando que “SpaceX no estaría aquí sin la NASA y el increíble trabajo realizado antes de que SpaceX comenzara”.

    Crew Dragon permanecerá acoplado durante cinco días, para desprenderse el viernes en la mañana y comenzar su descenso de vuelta a la Tierra.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...