• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En un estudio que derriba el mito de que hay un gen que determina la inteligencia de las personas desde el nacimiento, se ha descubierto que son miles los genes involucrados en la capacidad intelectual.

    Es uno de los más amplios estudios sobre el genoma humano, con 253 científicos alrededor del mundo, que identificaron 74 variantes genéticas asociadas a la cantidad de años que las personas dedican a su educación formal.

    Se cree que la configuración de los genes humanos es responsable de al menos un 20% de las diferencias entre los logros educacionales de las personas, mientras el resto se debe a los factores sociales y al ambiente en que nos criamos.

    Pero los investigadores encontraron que el efecto más importante de cualquier variante genética era muy pequeña -sólo 0,035 por ciento. Esto sugiere que debe haber al menos varios miles de genes involucrados en las habilidades intelectuales.

    Los autores, quienes publicaron el informe en la revista Nature, dijeron que el efecto total de las variantes genéticas en los logros académicos era de un 0,43%.

    El medio británico The Independent pidió la opinión de un genetista de la U. de Oxford acerca de este estudio. El experto señaló que era un “gran alivio”.

    Uno de los autores del estudio, el Dr Daniel Benjamin, profesor asociado en la Universidad de California del Sur (EEUU), dijo: “El hecho de que el mayor efecto de una sola variante genética sea tan sólo de 0,035%, nos dice que debe haber al menos miles de variantes que influyen en la educación, pero que no se han detectado aún”.

    estudiar-material

    Pero el experto destaca que “el resultado más emocionante” de su investigación fue que pudieron elaborar un índice de variantes genéticas de todo el genoma , llamado ‘índice poligenético’ (polygenic score), el que podría predecir cerca de un seis por ciento de la variación.

    “Esto aún no es suficiente para poder predecir ningún logro educacional en particular, pero es importante, porque es lo suficientemente amplio para usarlo en estudios de ciencias sociales, que se concentran en el comportamiento promedio de la población”, dice Benjamin. “Por ejemplo, podemos usar el índice poligenético para empezar a entender cómo el ambiente magnifica o minimiza la influencia genética en el comportamiento”, agrega.

    “De hecho”, agrega el autor, “en el informe hicimos un análisis preliminar sobre cómo interactúan los genes y el ambiente para influir en los logros educacionales”.

    Los científicos ya llevan un tiempo dándose cuenta de que no existe un sólo gen para un rasgo en particular, no existe sin otros genes diferentes interactuando de formas complejas.

    Bryan Sykes, profesor de genética humana en la Universidad de Oxford, dijo que se alegraba de que el estudio no hubiera descubierto algo que pudiera ser visto como inteligencia genética.

    “Supongo que el mayor alivio para mí, es que realmente no haya genes importantes y particulares que se puedan señalar como asociados con el logro académico”, explica. “Si los hubiera estoy seguro de que habría personas demandando y presionando para hacer selección de genes”.

     

    The Independent

    Traducción CCV El Ciudadano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...