• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Hace unos días informamos sobre un estudio que se está acercando exitosamente a la anhelada píldora anticonceptiva masculina. Ahora, otro equipo de científicos está un paso más cerca de alcanzarla, pudiendo ampliar el pobre espectro de los métodos de control de natalidad que los hombres usan hasta ahora.

    Existen varios prototipos reversibles de anticonceptivo masculino que actualmente se están sometiendo a ensayos clínicos en diversos estudios. Uno de ellos es un anticonceptivo oral llamado undecanoato de dimendrolona (DMAU), que parece ser seguro y efectivo cuando se toma diariamente durante un mes. Los resultados del estudio reciente fueron presentados el domingo en ENDO 2018, la 100° reunión anual de la Sociedad Endocrina en Chicago, Estados Unidos.

    “Estos prometedores resultados no tienen precedentes en el desarrollo de un prototipo de píldora masculina”, dijo Stephanie Page, profesora de medicina de la Universidad de Washington, en un comunicado.

    Los ensayos clínicos se realizaron con 83 voluntarios de entre 18 y 50 años. Se evaluó los efectos de diferentes dosis (100, 200 y 400 miligramos) y formulaciones de DMAU, en cápsulas de aceite de ricino y polvo. Los hombres tomaron el anticonceptivo, o bien un placebo, una vez al día durante 28 días.

    Con 100 miligramos, el anticonceptivo fue comparable a la anticoncepción masculina efectiva en ensayos a largo plazo, dijo Page. Con 400 miligramos, produjo una “marcada supresión” de los niveles de testosterona y otras dos hormonas necesarias para la producción de esperma.

    Cómo funciona

    El medicamento combina la actividad de una hormona masculina (o andrógeno) como la testosterona, con progesterona sintética. La píldora también contiene un ácido graso de cadena larga llamado undecanoato, que ralentiza la descomposición de la testosterona para que siga siendo eficaz todo el día. Esto la distingue de versiones anteriores y la hace más eficiente con una sola dosis diaria.

    En cuanto a los efectos secundarios negativos, los voluntarios mostraron signos de aumento de peso y una disminución en el colesterol bueno, pero estos cambios fueron leves. Todos pasaron las pruebas de seguridad, incluidas las relacionadas con la salud del hígado y los riñones, un problema que los intentos anteriores no habían logrado resolver.

    “A pesar de tener bajos niveles de testosterona circulante, muy pocos sujetos informaron síntomas consistentes con deficiencia o exceso de testosterona”, dijo Page.

    Los resultados de estos ensayos son una excelente noticia. Estudios previos con un prototipo de píldora masculina tuvieron que ser interrumpidos no por ser ineficaces, sino por su potencial de producir efectos secundarios como depresión, cambios en la líbido y acné; efectos que son bien conocidos por estar asociados a la píldora anticonceptiva que toman millones de mujeres desde los años ’60.

    Si bien los resultados hasta ahora son prometedores, el siguiente paso es observar la eficacia y la seguridad del undecanoato de dimendrolona cuando se toma de forma continua. Según Page, ya se están realizando estudios a más largo plazo.

    El Ciudadano, vía IFLScience

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...