• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un grupo de investigadores descubrió que dar un paseo en montaña rusa puede ayudar a eliminar los cálculos renales pequeños.

    El estudio, que fue publicado en la revista Journal of the American Osteopathic Association, se inspiró en las anécdotas que reportaron pacientes, sobre la pérdida de sus cálculos renales después de haber estado en la montaña rusa ‘Magic Kingdom Big Thunder Mountain Railroad’, en Disneyland. En uno de esos reportes, un hombre dijo que había hecho tres viajes en esa montaña rusa y que había perdido una piedra después de cada uno.

    Para saber qué tan confiables eran estas experiencias, los investigadores crearon un modelo impreso en 3D del riñón de ese paciente en particular, el cual llenaron con orina y con verdaderos cálculos. Luego llevaron el modelo a dar un paseo 20 veces en la Big Thunder Mountain, para analizar cuál había sido el movimiento de las piedras.

    Los científicos descubrieron que los cálculos que estaban en el tracto superior se desplazaron en los 20 viajes, mientras los que estaban en los conductos se mantuvieron un poco más estáticos. También constataron que sentarse en la parte trasera del tren de la montaña rusa tenía un efecto mayor que ir adelante.

    Los cálculos renales se forman cuando el calcio, el amoníaco y la cisteína se acumulan cristalizándose en el proceso en que los riñones filtran estos minerales hacia afuera de la sangre. Cuando estas cristalizaciones alcanzan cierto tamaño, pueden bloquear el uréter, que conecta a los riñones con la vejiga, o bien la uretra, que es el canal por el que se expulsa la orina del cuerpo. Esto provoca un dolor muy intenso y puede producir infecciones urinarias cuando no se trata.

    Los cálculos muy grandes deben ser extraídos con cirugía, pero los pequeños pueden perderse espontáneamente a través de la orina. En su estudio, los investigadores encontraron que un viaje en montaña rusa puede aumentar las probabilidades de que los cálculos pequeños se eliminen, sin la necesidad de una intervención, ayudando en cierta medida a prevenir que estas cristalizaciones se queden ahí y crezcan.

    El coautor del estudio, David Wartinger, señaló a PRN que “perder un cálculo renal antes de que éste alcance un tamaño obstructivo, puede prevenir cirugías y visitas de urgencia. Dar paseos en montaña rusa después de tratamientos con litotricia o antes de un embarazo planificado, puede ayudar a prevenir el crecimiento de las piedras renales y las complicaciones de una obstrucción uretral”.

    Por IFLS

    Trad, El Ciudadano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...