• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El científico chino He Jiankui, quien hace una semana anunció haber creado las primeras bebés del mundo con modificaciones genéticas e inmunes al VIH, se encuentra desaparecido desde el pasado 28 de noviembre, según el medio local South China Morning Post.

    Los primeros que negaron tenerlo detenido fueron los representantes de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur, ubicada en Shenzhen (Cantón, China), donde trabaja..

    Mientras que el Gobierno chino investiga al científico que, de manera sorpresiva para la ciencia, asegura haber modificado genéticamente bebés por primera vez

    Sin embargo, el fin de semana, varios medios de comunicación informaron que el presidente de la universidad, Chen Shiyi, hizo que el científico regresara a Shenzhen para ser puesto bajo arresto domiciliario en el campus. Esto aconteció tras lo ocurrido después de que He presentara su experimento en la Segunda Cumbre Internacional sobre la Edición del Genoma Humano, que tuvo lugar en Hong Kong el miércoles pasado.

    El científico anunció su aporte a la ciencia y desapareció del mapa, mientras recibía una lluvia de críticas por parte de sus colegas.

    En algunos entornos hasta lo calificaron del “Frankenstein chino”, después de que publicara en YouTube el 25 de noviembre una serie de cinco videos en los que afirmó haber modificado el ADN de unas gemelas nacidas el pasado mes de noviembre, consiguiendo así la primera modificación genética de bebés en la historia.

    Lo más sorprendente y curioso, que además derramó el vaso de agua, fue que indicó que su equipo de investigadores había alterado los embriones de las hermanas para desactivar de manera efectiva un gen relacionado con el VIH, virus que tiene el padre.

    Opositores al reciente trabajo de He

    El descubrimiento de He fue condenado por los funcionarios de salud chinos, quienes manifestaron  no saber nada del experimento. Adicionalmente, el  caso es examinado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, que ordenó al científico entregar sus investigaciones.

    Hace una semana, la universidad emitió un comunicado oficial distanciándose del trabajo de He y reveló que el docente actualmente goza de un permiso no remunerado desde febrero de 2018 y que culmina en 2021.

    El centro educativo calificó el experimento como una “grave violación de la ética y los estándares académicos”, y otros científicos a nivel internacional mostraron su rechazo al respecto y catalogaron las acciones del investigador chino como “monstruosas”, “irresponsables, poco éticas y peligrosas”.

    Por tal razón las autoridades científicas ordenaron la apertura de una investigación sobre las pruebas dirigidas por He, e incluso el hospital con el que He había supuestamente colaborado denunció una posible falsificación de firmas.

    Tras el ataque contra él, He defendió su experimento y aseguró que vigilaría a las dos recién nacidas durante los próximos 18 años.

    Ahora queda otro tema en el aire, que tiene a la ciencia patas arriba y es que He reconoció que hubo un segundo implante de embriones. “Hay un embarazo… hay un embarazo potencial”, señaló, aunque no dejó claro si hay otro bebé en camino. “Si mi hijo pudiera tenerlo (el virus del sida), también lo habría hecho con él”, concluyó antes de desaparecer.

    Científicos chinos clonan primates por primera vez

    Llueven críticas sobre el científico que modificó genéticamente dos bebés

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...