Sitio arqueológico del Perú revela evidencia de los humanos modernos más antiguos de Sudamérica

Sitio de excavación de la antigua pirámide de tierra en Huaca Prieta

Debajo de una antigua pirámide de tierra construida hace muchísimo tiempo, un grupo de arqueólogos descubrió las pruebas más antiguas de seres humanos modernos que vivieron en América del Sur. Los investigadores encontraron una gran cantidad de artefactos que datan de hace unos 15.000 años y que documentan cómo estas personas vivieron y prosperaron en las llanuras costeras de lo que hoy es el Perú.

Después de excavar unos 31 metros por debajo de una de las primeras y mayores pirámides de América del Sur, ubicadas en Huaca Prieta, en el norte del Perú, los investigadores se sorprendieron al encontrar evidencia de antiguas hogueras, huesos de animales, herramientas de piedra y restos de cestería.

El hallazgo, cuyo artículo fue estudio publicado en Science Advances, muestra cómo estos humanos de hace miles de años no estaban simplemente pasando por esta región, sino asentándose, creando un estilo de vida y dependiendo del océano y las plantas locales para alimentarse. Aunque el registro no es continuo, muestra que las personas seguían volviendo al mismo sitio durante miles de años, y da una profunda comprensión sobre cómo vivían estos pueblos.

«Los montículos de artefactos recuperados de Huaca Prieta incluyen restos de alimentos, herramientas de piedra y otras características culturales como cestas ornamentales y textiles», explicó James M. Adovasio, coautor del estudio y destacado arqueólogo de la Universidad Atlántica de Florida. La investigación encontró que la gente había comido ajíes, calabazas y paltas (o aguacates), y alimentos del mar como mejillones, tiburones y leones marinos.

James M. Adovasio. Imagen vía Notimérica

El sitio arqueológico es tan completo que también documenta cómo debió ser el desarrollo social de este asentamiento con el paso del tiempo.

Se descubrieron ganchos que pudieron haber sido utilizados para la pesca de arenque en alta mar, lo que en sí mismo habría requerido la construcción de barcos aptos para aguas turbulentas.

Se han descubierto fragmentos de tejidos, así como cestas elaboradas con una variedad de plantas diferentes, algunas construidas con cañas que todavía son utilizadas por fabricantes de canastas en la región. El sitio incluso reveló evidencias del uso más temprano de tinte del añil o índigo que se haya encontrado en cualquier parte en el mundo, precediendo a los egipcios en 1.500 años.

«La elaboración de estos complicados textiles y cestas indica que había un proceso de fabricación estandarizado u organizado en el lugar, y que todos estos artefactos eran mucho más lujosos de lo que se necesitaba en ese período de tiempo», dice Adovasio. Esto demuestra que cuando los objetos fueron confeccionados había un nivel de complejidad social que indicaría que no todos tenían el mismo estrato.

Artículo original en IFLScience

El Ciudadano

4,171,554FansMe gusta
116,545SeguidoresSeguir
290,299SeguidoresSeguir
16,288SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Diputados aprueban proyecto que obliga a las autoridades religiosas a denunciar...

Tras un amplio debate marcado por la mención de hechos conocidos por la opinión pública que involucran a miembros del clero católico en situaciones...