• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un equipo de investigadores del Laboratorio Nacional de Los Álamos (Estados Unidos), desarrolló un dispositivo para identificar el proceso de desintegración radiactiva. Este aparato contiene un sistema que podría ser útil en los análisis forenses nucleares y que colocará al descubierto los gobiernos que escondan las bombas atómicas.

    El estudio publicado esta semana en la revista Physical Review  detalla que esta “pinza óptica” basada en láser hace levitar partículas de uranio y plutonio, lo que facilita la detección y caracterización de los procesos de descomposición nuclear dentro de pequeñas moléculas.

    Los autores de este trabajo demostraron con este dispositivo que se puede determinar con precisión la energía cinética emitida por una partícula nuclear del material estudiado.

    Las partículas serían atrapadas por las pinzas ópticas

    “Nuestra idea se basa en atrapar una partícula usando pinzas ópticas, una técnica que es objeto del Premio Nobel de Física de este año”, explicó Alonso Castro, uno de los responsables de la investigación.

    De acuerdo con los estudiosos, para aplicaciones como el análisis forense nuclear, esta técnica podría tener un valor significativo“. El especialista indicó que el impacto de este sistema es que puede determinar rápidamente la composición isotópica de partículas nanométricas y micrométricas encontradas en escenarios forenses nucleares.

    Una investigación forense nuclear es el análisis de materiales nucleares y radioactivos para determinar el origen y los antecedentes de estos en el contexto de indagaciones policiales o de la evaluación de vulnerabilidades de seguridad nuclear.

    Planta nuclear cuenta con torres de refrigeración

    Descubrimiento

    En 1938, Otto Hahn descubrió la increíble cantidad de energía que se podía liberar al dividir el átomo de uranio. Con este hallazgo se abrió el camino para conseguir no sólo una fuente de electricidad potencialmente ilimitada, sino también para lograr la bomba atómica.

    El uranio, con 92 protones, es el elemento de mayor peso atómico de los que se encuentran en la naturaleza, y su núcleo sobredimensionado puede descomponerse, emitiendo partículas alfa: uniones de dos neutrones y dos protones.

    Estas partículas son los núcleos de los átomos de helio, y es por la descomposición radioactiva del uranio y otros elementos inestables que existe en el planeta Tierra.

    Sigue leyendo…

    EEUU y México firmaron repentino acuerdo de cooperación nuclear

    Detener, desarmar, una posible Guerra Nuclear

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...