• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Debido a las constantes variaciones que atraviesan las sociedades hoy en día, que son más complejas, desiguales y cambiantes, un experto en urbanismos pronostica que para el año 2050 existirá una especie de ciudades de género.

    El profesor de Planificación de la Universidad de Georgetown (Estados Unidos), Uwe Brandes, reflexionó sobre los nuevos riesgos, escenarios y relaciones sociales a los que deberán hacerle frente los urbanistas, por lo que aseguró que la responsabilidad de los planificadores es vital.

    Durante el II Congreso Internacional de Urbanismo y Movilidad, realizado en Buenos Aires, Argentina, consideró que la ciudad modelo futura deberá incorporar el factor de la diversidad en la que vivimos. “Cuando hablamos de las urbes del futuro tenemos que hablar de ciudades de género, con familias y visiones del mundo mucho más distintas a las que tenían nuestros padres”, explicó.

    “Las ciudades son elementos vivos y la gente tiende a identificar a los urbanistas como personas que trabajan detrás de un escritorio y solo en cuestiones de arquitectura. Hoy la profesión está más atravesada por temas sociales que por lo meramente proyectual”, subrayó.

    En este sentido, resaltó que los expertos tienen que pensar en términos energéticos, medioambientales, económicos, laborales y culturales; “en cómo organizar, más que en cómo construir”.

    Otro factor que se debe considerar son las migraciones, que cada vez son mayores en el mundo, siendo la identidad uno de los desafíos del urbanismo actual, así como la integración.

    “Lo primero que hay que hacer es saber escuchar, entender e interactuar con la gente de la ciudad y con los nuevos (…) Encontrar formas para que la gente viva en paz y pensar en la seguridad también como un tema de urbanismo (…) En nuestras ciudades convive gente de diferentes razas y orígenes, muchas veces aisladas y enfrentadas. Tenemos que asegurarnos de que vivan en paz”, agregó.

    Hizo énfasis en que “las personas que migran van a ciudades en las que piensan que van a progresar. Entonces, debemos partir de generar condiciones más igualitarias de acceso al trabajo, a la educación, a la movilidad, a los servicios de la ciudad”.

    “Estamos acostumbrados a las ciudades amuralladas, a las fronteras vigiladas. Sin embargo, hoy las ciudades están sometidas a nuevos riesgos, para los que ningún muro será freno suficiente (…) Cuando hablamos de riesgos, la gente tiende a pensar en seguida en el medio ambiente. Por supuesto que las energías no renovables y la escasez de agua son temas vitales, pero hay mucho más para temer”, agregó.

    Para finaliza, Brandes aseveró que “la ciudad de 2050 ya está entre nosotros. La estamos creando y tenemos que hacerlo lo mejor posible. Una ciudad exitosa deberá incluir a todos sus vecinos, evitar el conflicto y ser lo suficientemente inteligente como para anticiparse a los cambios culturales”.

    A.L.

    China anuncia la construcción de 300 ciudades forestales para 2025

    Ciudades Basura Cero son rentables y amigables con el ambiente

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...