• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El pasado miércoles 9 de julio se anuncio en varios medios de comunicación la aprobación del proyecto de ley contra el grooming y la pornografía infantil. Una ley que apoyamos y sin duda queremos que se apruebe.

    Lamentablemente sufrimos una sorpresa al saber que la Señora Danae Mlynarz, Presidenta de la comisión defensora ciudadana, no solo le invento un significado propio a la palabra japonesa “hentai” sino que además utilizo a los medios de comunicación para difundir información basada en el uso de esta definición incorrecta y arbitraria.

    Quizás lo más inaudito es ver como medios de comunicación masivos como Publimetro, el mercurio y canal 13 en vez de investigar sobre el tema se limitaron a repetir como verdad lo expresado por la señora Mlynarz:

    “Igualmente, se sanciona el “hentai”, un fenómeno nuevo que se basa en la elaboración de historietas de connotación sexual con la finalidad de ser exhibida a menores de edad y con ello, hacer creer a sus víctimas que dichas conductas son absolutamente normales, muchas de las cuales, tienen incluso elementos de incesto.”

    El arte erótico japonés en cómics no es nuevo y ciertamente no esta relacionado con pornografía infantil en su país de origen, el “hentai” es creado para el publico adulto, no para niños, de hecho varias editoriales conocidas como Glenat, Ivrea y Norma publican hentai y se vende en chile a mayores de edad en tiendas del rubro.

    Debo aclarar que el término hentai lo utilizamos en occidente para referirnos a animaciones, cómics, videojuegos que se producen para público adulto y que usa la estética anime: ojos grandes, caras finas y peinados irreales.

    No solo en Japón se producen cómics eróticos con estética anime. Seria iluso pensar que una corriente tan fuerte como la del anime no ha influenciado a dibujantes de cómics en todo el mundo. Es así como ya podemos encontrar “hentai” hecho por dibujantes latinoamericanos incluido Chile.

    En este Chile inundado por el cartuchismo solapado por los medios de comunicación nos parece bien ir al cine a ver una película como Sin City donde Jessica Alba protagoniza  una chica de 17 años bailando en el caño pero si decimos que esto salió de un cómic inmediatamente hacemos una relación equivocada cómic=niño, y empezamos a emitir juicios sobre contenidos de violencia y sexo.

    Lamentablemente en Chile todavía se pelea por hacer entender a muchos que la  industria del cómic y de la animación no es solo para niños. En países como Japón  donde esta industria esta tan desarrollada es común encontrar cómics orientados para dueñas de casa, ejecutivos, deportistas, difícil pensar que no todo es Dragon Ball o Naruto?

    Este choque cultural se vuelve mas fuerte con internet, es algo que debemos saber enfrentar. Muchos estamos hartos de ver como autoridades satanizan a la animación japonesa, videojuegos, cómics. Estas son herramientas de libre expresión y entretenimiento,  y en muchos países son vistas como arte. Pero el arte erótico y la pornografía no son para niños, debemos regularlo como se hace en otros países donde incluso la venta de algunos videojuegos se regula por edad.

    Escribo esto no solo porque he visto la evolución de tendencias consideradas “under” por muchos en Chile, cómics, animación, hentai, etc. Lo escribo porque siento que así como debo proteger a mi hija y enseñarle que cosas puede ver a su edad y que no, guiarla, educarla. También se que un día ella va a crecer y lamentaría saber que su derecho a expresarse puede ser cortado por alguien con mentalidad cerrada.  Si, las personas con mentalidad cerrada preferirían prohibirlo todo antes que tomarse el tiempo de educar a sus hijos. Esa no es la sociedad en la que quiero que crezca mi hija, quiero para ella una sociedad informada y libre donde pueda desarrollar su creatividad al máximo, incluso si es para crear un cómic erótico con estilo anime si eso es lo que quiere, sin que alguien la apunte con el dedo de la ignorancia y diga a los medios que esta dibujando pornografía infantil.

    Supongo que lo mas alentador es darse una vuelta por los diferentes blogs que tocaron el tema de manera seria y al ver las cientos de respuestas nos damos cuenta que muchos chilenos SI saben lo que significa el hentai y les parece un absurdo que  una ley tan importante como la del grooming se haya promovido en los medios de comunicación como “La ley anti-hentai” solo para levantar polvo.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...