• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Petróleo y el dólar se mueven como quieren y en sus precios internacionales no podemos hacer nada….Entonces como enfrentamos sus efectos acá en el país…Con la bencina, el Diesel, la parafina y el gas por las nubes; ver por las noticias que el dólar se esta levantando (como quieren grandes exportadores y lo ha buscado el gobierno) es preocupante. Pero cuando los debates sólo se abordan desde el triunfo cortoplacista en encuestas pre-electorales, se nos nubla un poco el horizonte; y si vemos un poco qué dice la prensa y los medios, ellos sólo se centran en el ya famoso IMPUESTO ESPECÍFICO, un claro indicador que la cosa no debe ser tan así, porque todos sabemos qué interés y quiénes están detrás del 90% de los medios y cuáles son las defensas corporativas que asume.
    El Impuesto Específico es un impuesto directo y progresivo (lo paga sólo una parte de la gente y aumenta a mayor nivel de gasto que se hace en ese mercado); que sólo grava las gasolinas y el Diesel (entonces no afecta en el precio de la Parafina, que es el combustible para usa la “gente de menores recursos” para calefaccionar sus hogares) y que más encima se paga (según la ley 18.502 que lo crea) “al tiempo de la primera venta o importación de los productos señalados y afectan al productor o importador de ellos” (o sea los lindos le cargan el impuesto, sin que la ley lo determine, al consumidor final).
    La solución de eliminar o graduar el impuesto específico no parece condecirse con el efecto real o que se pregona en los medios (que el combustible; para activar la productividad, movilizar el transporte y calefaccionarse; no sea tan caro) y tampoco parece ser lógico que los que reclaman contra la regresividad y poco equitativa estructura tributaria que tenemos en Chilito. Ya que sólo abaratara la importación y por ende los costos de ese empresario, siendo exclusiva voluntad de ellos reflejarlo en el consumidor final.
    La solución (desde mi humilde perspectiva): IVA diferenciado, para combustibles y sectores de la población (si ya lo hicieron con los caminoneros y el impuesto específico)…esta demostrado que el IVA es el más regresivo e indirecto de todos los impuestos (los pagamos todos y de manera independiente de nuestros ingresos, y los que ganan menos pagan IVA por todo su ingreso, los que ganan más, ahorran y hay parte de sus ingresos que no pagan IVA). Pero como el IVA lo descuentan empresarios, al parecer no es tema de preocupación para las autoridades y la elittes.
    Esta el fondo de estabilización, que sólo es una medida a corto plazo y que no sabemos si los recursos inyectados duren en esta incertidumbre. Esto porque el Fondo funciona dando créditos cuando el petróleo en yankilandia sube de cierto precio (o sea se va agotando el fondo) y cobra impuestos cuando baja un precio mínimo (o sea se rellena el fondo); ante el alza de precios y el ya anunciado precio de USD$200 que alcanzará más temprano que tarde el petróleo, no podemos decir que esos mil milloncitos alcancen a frenar el precio interno ante sostenidas alzas internacionales.
    El crítico economista Hugo Fazio (desde el Cenda) escribió en junio de 2006 un artículo al respecto y comienza diciendo que: “La problemática del impuesto específico a los combustibles debe colocarse en un contexto más amplio, considerando el conjunto de la política tributaria y, en particular, su carácter regresivo”.
    También cita al Senador Ominami que “ha planteado que lo lógico sería discutir lo elevado de los impuestos indirectos y que los directos son “muy bajos” (22/06/06). Expresó su acuerdo con rebajar el tributo específico si los menores ingresos fiscales se compensasen con un alza de los gravámenes a las utilidades de las empresas. De esta manera mejoraría la estructura tributaria, con mayor razón si este aumento de impuestos se concentra en las grandes empresas. El mejoramiento se produciría en menor escala de bajarse únicamente los impuestos específicos”.
    Entonces la cosa es clara, repensar el impuesto específico, pero desde la lógica global, es decir de ver qué conseguiremos eliminando o modificando impuestos, y qué pasara con la regresividad de los impuestos y con los ingresos fiscales, ambos temas fundamentales a la hora de responder necesidades y demandas sociales. Yo creo, e insisto, que aumentar la regresividad (inequidad a fin de cuentas) de los tributos y disminuir los ingresos fiscales no es el camino.

    MANU(el Andres) SANDOVAL (Baros) una constante búsqueda….

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...