• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Actualmente vivimos en un país con el título de “Democrático”, sin embargo vemos a diario la represión en que estamos sumidos por reclamar los derechos que nos corresponde. Digo esto, por que así se ven en los medios de comunicación, la represión al movimiento estudiantil, que sale a la calle al no ser escuchados por un gobierno que no escucha y que constantemente critica las acciones de los estudiantes, refiriéndose únicamente a los destrozos que dejan por el descontento.

    En el 2006, se mostró un movimiento estudiantil con gran fuerza, capaz de movilizar a un país entero. Tanto es así que en las ciudades que ni siquiera oímos mencionar, también lo hicieron, juntando un millón de “pingüinos” marchando en las calles, entre los que estaba yo. Este movimiento de grandes masas se mantuvo en silencio, pero en constante trabajo, durante el 2007.

    Durante el proceso de movilización en el 2006, las demandas fueron bastantes claras, una de las más importantes fue la derogación de la famosa Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza, L.O.C.E, aprobada un día antes de la salida del dictador Augusto Pinochet, en marzo de 1990. Pero cabe destacar y recordar, que quienes la hicieron funcionar fueron los gobiernos “democráticos” postdictatoriales.

    Como resultado de la lucha ejercida en ese año, se puso en cuestión la LOCE y se proyectó la implementación de la LGE, cuyo magro contenido ha sido motivo para una nueva movilización estudiantil, ya que es considerada solo un maquillaje de la LOCE.

    Revisando mis recortes de diarios, encontré un sin número de testimonios y noticias referentes a la represión en que son sometidos los estudiantes cuando se manifiestan en las calles exigiendo una educación más justa para ellos y para las futuras generaciones, que de cierto modo agradecerán la lucha que se da y que se seguirá dando hasta conseguir con lo que se pide como derecho.

    La Policía Nacional, aquella que está a cargo de la seguridad ciudadana, utiliza carros lanza agua, carros lanza gases, palos, incluso balines de goma. Todo ello para combatir a lo que ellos, y las autoridades mayores llaman: “Desorden al Orden Público”.

    Leamos las siguientes declaraciones:
    “Me encontraba caminando por Av. Manuel Rodríguez alrededor de las 13:35 hrs. y me di cuenta que venían carabineros en moto. Uno de ellos me agredió primero verbalmente, ordenando que me retirara del lugar, a lo cual contesté: “estoy caminando”. Entonces este carabinero desde la moto me da una patada golpeando mi pierna, ante lo cual lo increpé ya que la agresión fue injusta. El me volvió a dar una patada esta vez golpeando mi rodilla y luego se bajó de la moto, insultándome y amenazándome con llevarme detenido. Yo corrí para escapar”.
    (La constatación de lesiones de Rodrigo Mendoza Concha (estudiante), indica que tiene una contusión en la rodilla derecha) Fuente: kaosenlared.net, 8 de Julio 2008.

    “Yo me encontraba en Parque Bustamante, venía corriendo desde la calle Alameda debido a la represión que sufrió la marcha contra la L.G.E. Venía con un grupo de estudiantes que también corrió hacia el parque. Siguiéndonos, carabineros ingresaron con vehículos lanza-agua, lanza-gases, policía montada y de a pie. Estábamos un grupo resguardándonos de los gases y el agua, usados de forma innecesaria, sin provocación, ya que las personas que nos encontrábamos en ese lugar no estábamos haciendo nada, ni siquiera obstruyendo el tránsito, en eso traté de entrar por la calle Pedro Bannan, pero no pude porque otro grupo de estudiantes venía huyendo también en dirección a mí. Un bus policial se detuvo y los carabineros que estaban dentro de éste comenzaron a bajarse con bastones en la mano y comenzaron a propinar golpes. Se formó una avalancha de gente que quería escapar de carabineros, con lo que fui a dar al lado de un carabinero que me propinó un golpe, de lleno, en mi rostro, específicamente en la nariz, ante lo cual comencé a sangrar, tanto de la herida que se me produjo en el puente nasal como de los mismos orificios nasales. Corrí unos metros desorientado y doblé por la calle Rancagua tratando de buscar resguardo. Traté de entrar a los baños que se encuentran dentro del supermercado “Líder”, yo continuaba sangrando mucho, ante lo cual el guardia me dijo que no podía entrar al supermercado porque estuve participando en la marcha. Entonces caminé un poco a duras penas hacia el parque y un grupo de 3 estudiantes me socorrieron además de un guardia del supermercado que me permitió lavarme la cara por la puerta donde entran los camiones. Debo señalar que el que me golpeó es parte de fuerzas especiales (FF.EE.) por lo cual no portaba placa ni otro tipo de identificación.”(Fuente: Kaosenlared.net, 8 de Julio 2008. Nombre estudiante: Salvador Vera Zúñiga)

    Las represiones no solo pasan el límite de golpear a los estudiantes en las calles, sino que ha habido casos de secuestro a los dirigentes, como el caso de Alejandra Saavedra, dirigente del liceo Confederación Suiza que fue secuestrada por el GOPE (Grupo de Operaciones Policiales Especiales), en una declaración dijo que estaban bajo la orden: SIENTATE SIN LEVANTAR LA CABEZA, NADA DE CELULARES, Y ESTA PROHIBIDO HABLAR, sin embargo dos personas que estaban junto a Alejandra hablaron, e inmediatamente fueron golpeadas. Después de un trayecto largo, fueron soltando a los dirigentes en distintos lugares, a Alejandra la dejaron a las 12 30 horas, en la comuna de San Miguel.
    (Fuente: Kaosenlared.net. 26 de Junio 2008.)

    Si bien es cierto, las represiones institucionales también están presentes este país democrático. Las autoridades toman medidas en cuanto a las matrículas de los estudiantes que participan en las manifestaciones, es decir las cancelaciones de las matrículas, por ejemplo a María Música Sepúlveda, estudiante del liceo Darío Salas, que se hizo famosa el por tirarle un jarro con agua a la actual ministra de educación, Mónica Jiménez, por reclamarle una explicación acerca de la medida que tomó con sus compañeros al enviarlos a la fiscalía militar y de la acción que tomó la policía nacional por las agresiones que ha recibido ella como a las que reciben sus compañeros. El Alcalde de Santiago y sostenedor del liceo en que pertenece esta estudiante, dijo que tomará las medidas para la cancelación de la matrícula de Música Sepúlveda, pues esta declaración se pudo ver en todos los medios de comunicación del país.
    Esta medida no es la primera que se toma, pues en el 2006 hubo más, y que merecen que se destaquen.
    “17 detenidos en marcha estudiantil autorizada por la Gobernación de  Puerto Montt, que fueron fuertemente reprimidos por la fuerza policial, terminando con un estudiante con el brazo derecho dislocado” (Fuente: 19/09/06, Diario el Llanquihue, Pto. Montt).

    “Estudiantes del liceo Mirasol, de Pto. Montt, denuncian la represión constante de parte de la directora del establecimiento Marlen Ojeda, 12 estudiantes fueron expulsados del establecimiento por participar en la toma que duró dos semanas, a la dirigente de la toma se le baja las notas y colocan anotaciones falsas, dejándola condicional por conducta, además se le encierra en una sala por un profesor del liceo Marco Zambrano, por repartir volantes a sus compañeros.”
    “En Santiago se formalizan en el Octavo juzgado de Garantía, a 12 estudiantes del liceo Lastarria, por tomarse el liceo el día 22 de Mayo” (Fuente: 3/08/06, Las Ultimas Noticias).
    Como en éstas situaciones y como en otras tantas, debemos tomar posición y seguir en pie, pues así lo han demostrado los “pingüinos” que salen a la calle pese a las represiones en que son expuestos, y que seguirán adelante hasta conseguir “Una Educación Igualitaria para Todos”.
    Terminemos de una vez esta dictadura que jamás ha terminado, y alcemos todas y todos, nuestras voces hasta ser escuchados.

    Por Amanda Kol
    [email protected]

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...