• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El próximo 11 de enero, congresistas y organizaciones políticas y sociales de Colombia realizarán una marcha para pedir la renuncia del fiscal general, Humberto Martínez. La movilización que se desarrollará en Bogotá, ha sido denominada Marcha de las Linternas.

    Se tiene previsto que la protesta culmine frente a la sede de la Fiscalía General para exigir que el funcionario se aparte del cargo, debido a su presunta vinculación con el caso de Odebrecht en Colombia.

    La convocatoria de los manifestantes que se repite en los mensajes en las redes sociales y que han sido apoyados por integrantes del movimiento Colombia Humana y por el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común son: “Exigimos su renuncia inmediata” y “Todos a la calle el viernes 11 de enero”.

    A Martínez se le atribuye haber encubierto irregularidades y sobornos de la constructora brasileña en 2015, cuando fungía como asesor jurídico de Corficolombia, socia de Odebrecht en el territorio neogranadino.

    La investigación tomó un nuevo curso tras la muerte de testigos clave

    Las opiniones en cuanto a las vinculaciones del alto funcionario del gobierno con Odebrecht salieron a la luz pública, luego de que se conocieran los audios grabados al fiscal por Jorge Pizano, uno de los testigos clave de las investigaciones de corrupción de la multinacional y quien murió en extrañas circunstancias en noviembre pasado y posteriormente su hijo.

    Los audios fueron revelados por las publicaciones locales Noticias Uno y El Espectador, situación que generó un revuelo político hacia la figura del ente acusador, quedando en entredicho para dirigir la investigación de la trama de corrupción de Odebrecht en el país.

    Rafael Merchán, quien fungió como secretario de Transparencia de Juan Manuel Santos en 2013, también falleció de maneras extrañas

    Muertos testigos

    El caso Odebrecht que pareció en algún momento estar resuelto en Colombia, dio un giro con la muerte de un presunto infarto sufrido por el ingeniero y principal testigo Jorge Enrique Pizano, tres días después la de su hijo, quien fue envenenado con cianuro al beber una botella de agua;  razón por la que las autoridades retomaron las investigaciones.

    A este caso se suma la muerte repentina de quien fuera secretario de Transparencia de Juan Manuel Santos en 2013, Rafael Merchán, quien alimenta la oscuridad que sobrevuela sobre la figura del exmandatario colombiano y la de otros de sus colaboradores.

    Merchán falleció el pasado 28 de diciembre y al parecer el mayor escándalo de sobornos de la historia de Latinoamérica, que ha implicado a gobernantes, diputados, empresarios y funcionarios de todos los grandes países del continente americano, se cobró la vida de este exfuncionario.

    Seguir leyendo…

    Caso Odebreth Colombia se complica: muere por paro cardíaco un testigo clave y por envenenamiento su hijo

    Familia de colombiano muerto que era testigo en caso Odebrecht pide evitar politización

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...