• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El cuerpo sin vida de una mujer, identificada como Mónica Pereira Campos, de 26 años de edad, que se encontraba escondido debajo de la cama de su hija, fue hallado por su esposo. Presuntamente, la fémina falleció producto de una asfixia.

    El hecho ocurrió en la localidad de Bosa al sur de Bogotá, en la República de Colombia, cuando el hombre llegó a la casa luego de que se le hiciera extraño que no llegara a una cita que tenían pactada. El hombre estaba con un amigo y al ver que ella no respondía sus mensajes, fue a buscarla.

    Una familiar de la víctima narró que el marido “entró y vio que los zapatos de Mónica estaban junto a la cama de la niña, pero se le hizo raro porque Mónica era una persona muy ordenada y nunca dejaba nada tirado en la casa. Entonces, se agachó a recoger los zapatos y, en ese momento, la vio ahí, debajo de la cama y muerta”.

    Según medios de comunicación locales, aunque el sujeto intentó socorrerla inmediatamente y pidió ayuda a los vecinos, la joven, madre de la niña de 10 años, ya estaba sin signos vitales.

    A pesar de que por el momento no se sabe con certeza cuál fue el motivo de su muerte, las autoridades no descartan que el asesino haya intentado violarla ya que se encontraba sin brasier y la prenda fue tirada dentro de una papelera.

    Trascendió que el autor material del delito se robó la bicicleta de la menor y el celular de la víctima. Presuntamente, lo habría hecho para desviar la investigación simulando un hurto, publica el portal Noticias 24.

    Pereira se dedicaba a su hogar y a su pequeña de 10 años. Nació en un municipio de Santander, era la menor de tres hermanos y vivía desde hace varios años en Bogotá. La familia pide justicia.

    Ángel Pereira, hermano, aseguró que tal vez su hermana conocía a la persona que la ultimó, debido a que la cerradura de la vivienda tal parece que no fue violentada. “Ella era muchacha joven y emprendedora. Lo único que quería era cumplir sus metas y sacar a su hija adelante”, dijo.

    Otro allegado de la muchacha, aseguró que “Mónica era una mujer hermosa, con mucho por vivir, con una niña que sacar adelante y, en general, una madre ejemplar”.

    Según varias personas del barrio, un hombre de tez morena, de 1,80 de alto, rondó la casa. Por ahora, los investigadores continúan indagando las razones del crimen de la mujer y buscando al responsable.

    A.L.

    (Fotos) Por femicidio: Cadena perpetua por asesinar a su esposa de un disparo en la cabeza

    Capturado el asesino de la golfista española Celia Barquín 

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...