• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El gobierno de Juan Manuel Santos anunció recientemente que volvería a utilizar los métodos de aspersión con glifosato (un peligroso agrotóxico) para erradicar cultivos ilegales. La medida forma parte de las acciones del Ejecutivo colombiano para complacer las exigencias de Washington.

    En Colombia, las reacciones no se han hecho esperar. Recordemos que, en el año 2017, la Corte Constitucional colombiana prohibió la aspersión con glifosato y ordenó sustituir ese método por otro que no causara tan nefastas consecuencias al ambiente y a los seres humanos.

    El glifosato es considerado un producto afín al famoso “agente naranja”, un arma química que los gobiernos de Estados Unidos usaron durante la guerra de Vietnam.

    Un absurdo

    Camilo González, director del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) de Colombia, indicó que el anuncio del gobierno de Santos era “absurdo”. Ratificó que “el uso de la aspersión terrestre con glifosato utilizando drones, no solo violaría la prohibición que la Corte Constitucional ya hizo sobre este tema, sino que pondría en riesgo la salud de las comunidades y provocaría daños al ambiente“.

    “Es todo absurdo y una mentira, los drones vuelan, es una aspersión aérea. Santos usa este truco para tratar de burlar las disposiciones de la Corte Constitucional que prohibió la aspersión aérea con glifosato para la erradicación de cultivos de uso ilícito”, medida que es vigente y que es de obligatorio acatamiento, precisó González.

    “Mientras en el planeta entero el glifosato está saliendo de uso para todo tipo de procedimiento, en Colombia ahora lo van a resucitar para una nueva guerra química”, afirmó.

    glifosato

    El glifosato es considerado como un peligroso químico para la salud humana y animal

    Los acuerdos con Estados Unidos

    El director de Indepaz manifestó que la estrategia para acabar con los cultivos de uso ilícito busca dar un “mensaje de satisfacción” a la administración de Estados Unidos. Aseguró que la cifra que dio el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, sobre un total de 180 mil hectáreas sembradas con cultivos ilícitos en Colombia no tiene sustento.

    “La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito no ha sacado su informe anual, anunciado para finales de junio. Este informe tendrá diferencias con el de la Agencia de los Estados Unidos, porque no va a hablar de 190 mil o 180 mil hectáreas”, afirmó González.

    De igual forma, manifestó que podría existir un incremento en la siembra de cultivos, que no tendría que ser del 23 %, debido al cumplimiento de los Acuerdos de Paz por parte de la FARC, y a que actualmente existirían más de 27 mil familias que hacen parte de los planes de sustitución de cultivos de uso ilícito y de los procesos de reconversión económica.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...