• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, rechazó las declaraciones de su homólogo colombiano, Carlos Holmes Trujillo, al solicitar sanciones contra Caracas en medio de la crisis de violencia que vive la nación neogranadina.

    En Quito, el Canciller colombiano dijo que la comunidad internacional debería coordinar esfuerzos contra dirigentes del “régimen” de Nicolás Maduro.

    “El canciller Holmes es inmoral al solicitar sanciones contra venezolanos, cuando la clase política de ese país guarda vínculos carnales con el narcotráfico, la violencia paramilitar y viola sistemáticamente los derechos humanos de sus ciudadanos”, escribió Arreaza en Twitter.

    Colombia: Asesinados trece activistas indígenas en 10 días

    A 235 líderes asesinados, asciende la cifra registrada en sólo 11 meses, de este 2018. Tal número se elevó la madrugada del sábado con el homicidio contra dos más del departamento de Nariño.

    Posted by El Ciudadano on Thursday, December 6, 2018

    Al respecto, Arreaza compartió en la red social la reacción de Michel Forst, relator especial de las Naciones Unidas, quien se declaró horrorizado por la situación de los defensores de derechos humanos en territorio vecino.

    En su informe, Forts sostuvo que la violencia contra quienes promueven la defensa de las libertades y la vida en Colombia se disparó pese a que la tasa general de homicidios del país se redujo en un 40 %.

    ‘El temor que he sentido en las reuniones con los defensores me ha horrorizado, consternado, las versiones de los campesinos, afrocolombianos e indígenas describiendo los ataques que enfrentan sin poder decir el nombre de los victimarios’, declaró el experto.

    Aunque el acuerdo entre el Gobierno y las FARC redujo los índices de violencia, los ataques contra los activistas de derechos humanos aumentaron, principalmente en regiones antes bajo su jurisdicción y ahora ocupadas por efectivos armados.

    En la vía pública velan los restos mortales de líderes sociales e indígenas en Colombia

    En las áreas rurales donde la ausencia del Estado se junta con una numerosa presencia de grupos armados organizados e ilegales, los defensores resultan blanco fácil para quienes ven en ellos y en su agenda un obstáculo para sus intereses, afirmó Forst.

    Preocupación de la OEA

    El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) ha denunciado su preocupación por “la persistencia de las disputas entre la guerrilla del ELN, Grupos Armados Organizados (GAO) y Grupos Delictivos Organizados (GDO) por el control territorial en los territorios dejados por las FARC, acentuándose en las zonas donde los recursos naturales y las condiciones para la realización de actividades ilegales son adecuadas para sus intereses y donde el Estado no llega eficientemente”.

    Miles de desplazados ha dejado la violencia en Colombia durante el 2018

    “La continuidad de asesinatos, amenazas, atentados, desplazamiento forzado y estigmatización contra liderazgos sociales constituyen una situación de máxima preocupación”, resalta el informe que presentó la OEA en agosto.

    El asesinato de indígenas en Colombia es “sistemático y continuo”

    Colombia: Indígenas denunciarán 2.955 asesinatos ante la JEP

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...