• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    San Antonio, 19 de junio 2008
    Son las 05.10 de la madrugada.

    Me encuentro en la Primera Comisaría de San Antonio.  He llegado hasta
    aquí, después de caminar desde casa, bajo una fuerte lluvia acompañada
    de viento norte. En el trayecto hacia este lugar mis pensamientos me
    llevaron hasta mis hermanos que ya no están. Son ellos amigos,
    compadres, compañeros, hermanos e hijos, en fin, como los llame, ellos
    siguen siendo parte de mí.  Pienso en todos ellos y en la forma en la
    que nos dejaron y estoy seguro que fue mucho más digna que la que
    pretende imponernos el orden establecido. Ellos entregaron su vida
    luchando contra la naturaleza, pues en ocasiones ésta se vuelve
    nuestra enemiga y nos cobra de esta forma, pero son reglas que
    nosotros conocemos y  asumimos.

    Me encuentro en este lugar porque tengo temor y miedo, por mi hijo
    detenido en un calabozo, privado de lo más preciado que es la libertad.

    Está en esta comisaría acusado, al parecer, de  “portar elementos
    peligrosos en su mochila”. Creo que esto no es nada más que un
    montaje de la policía para amedrentar a nuestra familia.
    Digo esto pues todos han tomado la bandera de lucha
    en contra de la industria pesquera. de arrastre.  Lo que me preocupa y
    asusta es que yo conozco el terrorismo de estado, pues fui detenido
    durante la dictadura. También conocí la forma de actuar de los
    servicios de inteligencia en ese triste periodo de nuestra historia,
    en el cual, entre otras tantas acciones en contra de los luchadores
    sociales,  justificaron su criminal accionar con montajes. Recordamos
    las llamadas “ratoneras” y la enorme cantidad de muertes que
    criminales y esbirros justificaron, durante años, con la versión
    oficial de los supuestos enfrentamientos. Hoy día tengo miedo por los
    míos, pues los mismos personajes siniestros, de aquel entonces, con
    todas sus prácticas están renaciendo. Se nos ha golpeado, nos han
    detenido, tenemos “guardia” frente a nuestra casa, nos siguen personas
    que estamos seguros pertenecen a la policía, y lo último la detención
    de mi hijo Esteban, justificando el encierro en un calabozo con un
    montaje. Tengo la certeza que esto no es casualidad, pues en el
    gobierno personajes muy influyentes tienen vínculos históricos con la
    industria pesquera. Ejemplo de esto son: Edmundo Pérez Yoma, Viera
    Gallo, entre otros tantos.

    Ellos saben que a nosotros no nos van a comprar, como ya lo han hecho
    con otros. Nosotros estamos convencidos de que nuestra lucha es justa
    y digna y que seguiremos en ella, sin tranzar.

    Luchar contra la naturaleza es más simple y digna que esta lucha
    contra el poder del dinero y todo lo que ello implica, los que
    deberían brindarnos seguridad en nuestro caso generan lo contrario,
    inseguridad. Tengo miedo por los míos.

    Cosme  Caracciolo
    Pescador Artesanal

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...