• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La comunidad de destino de la humanidad

    El mundo actual vive un periodo clave de profundos cambios y ajustes en su desarrollo. Las reformas del sistema de administración mundial y del orden internacional se promueven de manera acelerada, y la inestabilidad y la incertidumbre sobresalen. Los conflictos geopolíticos generan caos e inseguridad, y amenazas no tradicionales como el terrorismo, el cambio climático y las epidemias siguen extendiéndose.

    La gente enfrenta muchos desafíos comunes, y el curso de la comunidad internacional llama la atención de todos. Bajo estas condiciones una fuerza de liderazgo que represente equidad y justicia, que promueva la cooperación y las ganancias compartidas, salvaguarde el progreso y la unión, y reúna el consenso común es apremiante. Ante tal encrucijada, el destino de la humanidad necesita una solución que apoye al débil que cae presa del fuerte, sobrepase confrontaciones y elimine el concepto de que el mundo pertenece a pocas personas.

    LA SABIDURÍA CHINA

    La opción estratégica china de que “el mundo nos pertenece a todos” es un compromiso firme de China que se aproxima cada vez más al escenario mundial. La promoción de la construcción de una sociedad de destino común contribuye al mejoramiento humano. La tradicional sabiduría china de “compartir un mundo diversificado y armonioso” se refiere al deseo común de las personas del mundo de dibujar un brillante futuro global para el ser humano.

    La creación de la comunidad de destino de la humanidad no es una idea instantánea, abarca un proceso histórico de desarrollo. En un discurso pronunciado en el Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú en marzo de 2013, el secretario general Xi Jinping señaló por primera vez que la comunidad internacional es una comunidad interdependiente de destino: en lo tuyo hay algo mío, y en lo mío hay algo tuyo. Desde entonces en eventos como el Foro de Cooperación China-África, el Foro de Boao para Asia, la Cumbre del G20, el Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, en la ONU en Nueva York y en el Palacio de las Naciones, en Ginebra, Xi ha insistido en este pensamiento en más de 100 ocasiones.

    El concepto de creación de dicha comunidad es un término de la diplomacia china que se usa frecuentemente. Su connotación, su marco y ampliación teóricos han conseguido un mejoramiento y un progreso gradual. En el informe del XIX Congreso Nacional del PCCh, el 18 de octubre de 2017, Xi dijo: “Proponemos estructurar la comunidad de destino de la humanidad, impulsar el cambio del sistema de gobernanza global y hacer nuevas e importantes contribuciones a la paz y el desarrollo mundiales”. En los estatutos partidistas se estipula “el impulso de la creación de la comunidad de destino de la humanidad y la construcción de un mundo armonioso caracterizado por la paz duradera y la prosperidad para todos”.

    El 1 de diciembre de 2017, en el discurso inaugural del Diálogo de Alto Nivel del Partido Comunista de China con Partidos Políticos del Mundo, el secretario general Xi Jinping relató integralmente el concepto de creación de una comunidad de destino de la humanidad y propuso el plan chino en torno al que se debe construir, llamando a todo el mundo a “aunar esfuerzos para crear un mundo más bello”.

    RICAS PRÁCTICAS DE LA DIPLOMACIA CHINA

    El concepto de crear una comunidad de destino de la humanidad no es el ficticio “pabellón del cielo”, se refiere a la riqueza innovadora en la práctica del pensamiento y la cultura del ser humano y de la diplomacia china.

    Este pensamiento se ha establecido sobre la base de las aspiraciones populares de paz, desarrollo, equidad, justicia, democracia y libertad. Se sustenta en la cultura y el pensamiento chino y extranjero. Amparado en la historia, y desde un ángulo filosófico, el secretario general Xi Jinping revela el deseo común de la humanidad. Por esta razón, ha impactado en la sociedad internacional con una potente energía positiva que promueve la coordinación y cooperación globales.

    Este pensamiento está asentado en las ricas prácticas de la diplomacia china, como una nueva fase de innovación teórica. El Partido Comunista de China es un partido político que se esfuerza por los progresos humanos, y siempre tiene presente la misión de contribuir a la humanidad.

    Durante las siete décadas de fundada la República Popular China, el país se ha propuesto aplicar con firmeza la política de los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica y un camino de desarrollo pacífico. Igualmente ha impulsado un nuevo orden político y económico internacional más justo y razonable, a fin de construir un mundo armonioso, seguro y bello.

    Sobre todo después del XVIII Congreso Nacional del PCCh, Xi Jinping ha promovido incesantemente innovaciones en el pensamiento y en la práctica de la diplomacia china. También ha participado activamente en el mejoramiento y la reforma del sistema de gobernanza global, el impulso para la construcción de una relación de nuevo tipo entre países grandes, por lo cual la diplomacia periférica en la región y con los países en desarrollo ha obtenido enormes éxitos.

    Además ha propuesto una serie de nuevas concepciones y pensamientos sobre la gobernanza global, el concepto integral de seguridad, de desarrollo, la concepción correcta de la justicia y de los intereses y el concepto de nuevo tipo de globalización. La creación de una comunidad de destino de la humanidad, la innovación teórica basada en la herencia del pensamiento tradicional de la diplomacia china y las últimas experiencias y progresos de la diplomacia china son el núcleo del pensamiento diplomático de Xi Jinping.

    COOPERACIÓN Y GANANCIAS COMPARTIDAS

    La idea de crear una comunidad de destino de la humanidad no es un término diplomático vacío, se trata de una guía programática de acciones de la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas en la nueva era.

    Este es un deseo sincero, pues China además de continuar enarbolando la gran bandera de la paz, el desarrollo, la cooperación y las ganancias compartidas, también desea impulsar y dirigir la construcción de esa comunidad mediante acciones y prácticas concretas. El país seguirá contribuyendo a la estabilidad y la paz duradera, el desarrollo común, la prosperidad, los intercambios de civilizaciones y el aprendizaje mutuo.

    En el proceso de creación de una comunidad de destino de la humanidad, China juega el papel en todo momento de constructor de la paz mundial, contribuidor al desarrollo global y defensor del orden internacional. Como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y país emergente desempeña un rol cada vez más importante en los asuntos internacionales, persistiendo en los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica y siendo fuerza vertebral en la paz y la estabilidad mundiales.

    Como la mayor nación del mundo en desarrollo, procura el progreso incesante del sistema, la teoría y la cultura socialistas con peculiaridades chinas, dando nuevas opciones para los países y naciones que anhelan un acelerado progreso y desean al mismo tiempo mantener la independencia. Se trata de la sabiduría y moción chinas para resolver los problemas del ser humano.

    Nuestro país da la bienvenida, sobre todo a las naciones en desarrollo, para que tomen el tren rápido del progreso chino y promuevan la cooperación internacional de la Franja y la Ruta. Acoge la creación de una nueva plataforma de cooperación internacional de globalización de nuevo tipo, y promete incrementar apoyos, sobre todo a los más atrasados y reducir las diferencias entre el Norte y el Sur.

    La propuesta china de construir un nuevo tipo de relaciones internacionales y continuar impulsando las prácticas de la construcción socialista con peculiaridades chinas se ha convertido en el soporte teórico para la creación de una comunidad de destino de la humanidad junto con el mundo.

    Durante el Diálogo de Alto Nivel del Partido Comunista de China con Partidos Políticos del Mundo, el secretario general Xi Jinping señaló que el concepto de creación de una comunidad de destino de la humanidad es una iniciativa que cada día tiene más apoyo en el mundo, y que se está transformando de una ideología en acciones. En este proceso, China lidera de forma activa los avances de la humanidad y contribuirá más a la paz y el desarrollo, lo cual aumentará su influencia global.

    La poderosa China socialista, próspera, democrática, civilizada, armoniosa y bella comparte sus ganancias con un mundo caracterizado por la paz duradera, la seguridad universal, la prosperidad para todos, la apertura, la inclusión, la limpieza y la hermosura.

    Por Wang Lei

    Profesor adjunto del Instituto de Administración Gubernamental de la Universidad Normal de Beijing y director del Centro de Cooperación de los BRICS.

    Publicado originalmente el 24 de mayo de 2018 en China Hoy.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...