• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Varios cambios se han hecho en estos años a la tramitación del ingreso mínimo.
    Primero fue establecer el monto por dos años, luego cambiar la fecha en que el mínimo se daba a conocer y ahora parece ser que se ha incorporado el silencio de las partes.

    Cuando menciono a las partes me refiero a la CUT y el Gobierno, quienes se reunían en una época del año y luego comparecían ante los medios de comunicación que expectantes esperaban la noticia. Para el Gobierno “es el máximo esfuerzo que podíamos hacer” y para la CUT “no siendo lo mejor es un avance que esperamos seguir profundizando en los próximos procesos”

    Esta cantinela es la misma desde 1990 y seguirá sin mayor variación mientras todo vaya como hasta ahora. Lo grave hoy, es que ni siquiera hay “discusiones para la galería”.

    “Las partes” han guardado total silencio y lo único que sobre el tema se conoce es la demanda de la CUT quien fijó el monto deseado en $ 180.000 cifra que, como era obvio, los patrones ya han rechazado.

    Se espera para los próximos días una definición del gobierno, pero si se mantiene la tendencias el Ingreso Mínimo para el periodo Julio 2007- Junio 2008 debiese estar entre $141.000 y $ 143.000, pudiendo llegar hasta $ 150.000 si es que este último monto representa desde ya el mínimo hasta junio 2009, o sea negociar el ingreso mínimo nuevamente a 2 años.

    Por eso y aunque para algunos resulte majadero es necesario seguir golpeando con cifras. Un trabajo elaborado por el PET en Marzo de 2001, llegaba a la conclusión de que “a Diciembre de 2000 un ingreso mínimo necesario para superar la pobreza era de $129.727”.

    La sola proyección por IPC de esta cifra PET (Ene. 2001 a May. 2007 = 15,8 % aprox.) indica que a Junio de 2007 el ingreso mínimo debería ser de $ 150.224.

    En el mismo trabajo se establece que el costo de la canasta mínima de satisfacción de necesidades básicas por persona es de $ 39.973. Aplicado el IPC como en el caso anterior dicho valor llega a Mayo del 2007 a $ 46.289.

    Si consideramos que el promedio de personas por hogar es de 3,9( según el INE) lo que un hogar necesita, en mayo de 2007, para satisfacer sus necesidades básicas son $ 180.527.

    Vale la pena considerar que la canasta mínima de satisfacción de necesidades, solo considera productos básicos, y que en el caso del pan, el grupo familiar puede cubrir solo 2,77 panes diarios por persona, 0,84 bolsita de te (menos de 1 por día por persona), 0,05 litros de leche, 0,27 huevos (ni 1/3 de huevo diario), etc.

    (Esto siempre que el alza de los productos fue la equivalente al mismo IPC con el que hemos hecho los cálculos, de lo contrario el resultado es aún más patético)

    La cosa no termina ahí. Considere que a estos gastos hay que agregar como mínimo: Locomoción 2 pasajes diarios a $ 380 c/u X 25 días = $ 19.000

    1 Cilindro de Gas de 15 Kg. $ 10.000, aprox.

    Dividendo mínimo $ 30.000 (Si es arrendatario el valor sube).

    Luz $ 6.000.

    Agua $ 5.000.

    TOTAL $ 70.000

    En conclusión:

    Canasta básica $ 180.527

    Otros gastos $ 70.000

    Por lo tanto a Junio de 2007, una familia necesita para el mes $ 250.527

    Esto sin considerar gastos como teléfono, mensualidad escolar, vestuario, asistencia médica y un mínimo de recreación.

    Por eso, es importante hacerse la siguiente pregunta. ¿ Es valido seguir haciendo la discusión respecto del ingreso mínimo, partiendo de la base de un valor que permite sobrevivir a duras penas a centenares de miles, valor monetario que no guarda relación con las necesidades reales de los grupos familiares, que tienen en el ingreso mínimo su única fuente de recursos?. Por cierto que no.

    Lo que corresponde es hacer ver a los trabajadores que hay un trabajo pendiente por hacer y que corresponde solo a ellos realizarlo.

    El ingreso justo, aquel que permitirá mejorar su condiciones personales y familiares, no será algo que otorgue el gobierno y menos los patrones que bastante ya se han enriquecido a costa de la explotación de millones. El sueldo digno, será fruto de la lucha organizada de la clase trabajadora, a través de la constitución de organizaciones sindicales y de la presentación de miles de contratos colectivos.

    Solo así lograremos acceder a un sueldo justo y poner término a un ingreso mínimo indigno. La tarea es nuestra.

    .

    MANUEL AHUMADA LILLO

    PRESIDENTE CGT MOSICAM

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...