• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y de Irán, Hasán Rohani, acordaron este viernes en Teherán continuar la colaboración para acabar con los remanentes de los grupos terroristas Daesh y Frente al Nusra (ambos prohibidos en Rusia y otros países).

    “Los terroristas en la provincia siria de Idlib preparan y realizan provocaciones, incluso con armas químicas”, afirmó Putin en la cumbre trilateral.

    “(Los líderes) reafirmaron su decisión de continuar la colaboración hasta acabar definitivamente con Daesh/ISIS, Frente al Nusra y otros individuos, grupos, empresas y entidades relacionadas con Al Qaeda (proscrito en Rusia) o Daesh”, dice la declaración conjunta que firmaron los presidentes al finalizar su tercera cumbre sobre Siria.

    Los mandatarios de Rusia y Turquía se reunieron previamente. Foto: AFP/ POOL / Kirill KUDRYAVTSEV

    Las partes también subrayaron que lo más importante es separar a los terroristas de los grupos armados de la oposición que se sumaron a la tregua o lo planean hacer.

    El presidente ruso, Vladímir Putin, destacó el aporte de la oposición siria a la lucha antiterrorista.

    “Los grupos de la oposición armada se están sumando a los esfuerzos antiterroristas, lo que considero muy importante”, dijo Putin.

    El mandatario ruso subrayó que eso “aumenta el nivel de confianza entre los bandos del conflicto en Siria y contribuye en general a la solución política”.

    Al mismo tiempo, Putin llamó a la oposición armada a reflexionar y deponer las armas.

    Los mandatarios de Rusia e Irán también conversaron el futuro de Siria. Foto: AFP/ SPUTNIK / Mikhail KLIMENTYEV

    “Esperamos que los representantes de esas organizaciones (opositoras) sean lo suficientemente sensatos como para cesar la resistencia y deponer las armas”, dijo Putin al término de la cumbre trilateral sobre Siria en Teherán.

    Grupos terroristas han destruido la provincia Idlib con intensos ataques.

    El mandatario ruso expresó la esperanza de que “nuestro llamamiento a la reconciliación sea escuchado en Idlib” y se haga posible llegar a un acuerdo.

    Putin agregó que todos los acuerdos sobre Siria siempre tienen por objetivo “reconciliar a todas las partes del conflicto”.

    Además, el líder ruso enfatizó que en la lucha contra los terroristas los militares rusos junto con las tropas gubernamentales sirias buscan “facilitar la salida (segura) de la población civil” de las zonas del conflicto.

    Putin alertó también que los terroristas preparan provocaciones con armas químicas en Idlib.

    “Los grupos restantes de extremistas están concentrados en la provincia de Idlib, los terroristas realizan intentos de frustrar el alto el fuego, es más, realizan y preparan diferentes provocaciones incluido con armas químicas”, subrayó.

    El presidente indicó que Rusia dispone de “pruebas irrefutables” de que los extremistas están preparando provocaciones con armas químicas.

    “Considero inadmisible que bajo el pretexto de proteger a los civiles, se salvan del golpe a los terroristas y se ponga en riesgo a las tropas gubernamentales sirias”, recalcó.

    A la vez, llamó a tener en cuenta a los civiles en la lucha contra los terroristas atrincherados en Idlib.

    Por su parte, el anfitrión de la cumbre, el presidente iraní, Hasán Rohani, vinculó la paz en Siria a la derrota del terrorismo en Idlib.

    “La lucha contra el terrorismo en Idlib es parte inalienable de la misión para lograr la paz y la estabilidad de Siria”, dijo.

    Rohani coincidió con su par ruso en que la población civil no debe sufrir por esta lucha.

    El líder turco, a su vez, abogó por que Idlib siga siendo una zona de distensión.

    “Es vital preservar el estatus de Idlib como una zona de distensión, cualquier paso incorrecto en este ámbito repercutirá en todo lo demás”, indicó Erdogan.

    Subrayó además que “los ataques en Idlib por parte del Gobierno sirio empeoran la situación en la región” y amenazan la normalización política en Siria.

    Rusia, Turquía e Irán son cogarantes del llamado proceso de Astaná, que busca lograr una solución negociada al conflicto armado que desangra a Siria desde marzo de 2011.

    La cumbre de Teherán se desarrolla en medio de expectativas de una operación militar en la provincia de Idlib, el último gran bastión de los terroristas en Siria.

    La cuarta cumbre de los tres países garantes sobre Siria posiblemente se celebre en Rusia, adelantó Erdogan.

     

    Fuente: Sputnik

    N.M

    Continúa leyendo…

    Rusia confirma su participación en ataque contra Al Nusra en la provincia siria de Idlib

     

    Crisis Siria se debatirá en el Consejo de Seguridad los días 6 y 20 de septiembre

     

     

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...