• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    San Basilio de Palenque es un pueblo ubicado en Colombia, donde las mujeres han mantenido la tradición de realizarse el trenzado, arte de gran significado para este poblado colombiano.

    Emelina Reyes, una mujer palenquera, ella al igual que todas las mujeres y niñas habitantes de la zona, llevan sus cabezas una trenza que amansa el arisco pelo. Pero, no son productos del azar.

    Durante la época de la esclavitud, los españoles jamás pensaron que los esclavos podían huir y menos que las negras los pudieran engañar de una forma tan sencilla: con el pelo”, cuenta Basilia Pérez Márquez, licenciada en administración educativa y representante de la Asociación de mujeres raíces de Benkos.

    “De ahí, todos esos peinados que aún sobreviven en la cultura palenquera”, sigue la mujer, luciendo un pelo rojo esponjoso, atrapado en una trenza en forma de corona.

    El camino a la libertad lo tejieron las esclavas de una forma muy particular: en su pelo, a través de las trenzas. Eso lo argumenta Emilia Valencia Murraini, presidenta de la Asociación de mujeres afrocolombianas (Amafrocol), quien desde hace 30 años investiga todo el entramado de los peinados de las palenqueras.

    Dependiendo del tejido del cabello era la ruta de escape de los esclavos

    Mapa elaborado de pelo

    Entre tanto Emilia narra que, podían husmear por los caminos que recorría el amo. Divisaban el paisaje, los ríos, las montañas y las tropas del ejército español. A lo que enfatizó que “en nuestro pelo tejíamos lo que veíamos, a través de mapas de huida en marañas trenzadas, delimitando los senderos transitados”.

    De esta manera los esclavos, liderados por Benkos, planearon la fuga, armados de lo que sería una brújula peluda, agregó Pérez.

    Las trenzas delgadas pegadas al cuero cabelludo, son testigos de la resistencia que plegaron las abuelas africanas para planear fugas de las haciendas y casas de sus amos. Los hombres al verlas sabían cuáles rutas tomar, eran códigos desconocidos para los amos y le permitía a los esclavizados huir.

    También puedes leer…

    3 tipos de trenzas para domar el cabello rebelde recomendadas por Selena Gomez

    Mujeres de Irán se sueltan las trenzas

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...