• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La imagen de Jesucristo recorrió 14 islas del lago Cocibolca en el marco del viacrucis acuático de Granada por Semana Santa, perteneciente a la tradición religiosa popular de los nicaragüenses.

    En cada islote se hizo una parada para recodar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Además, sirvieron de estaciones para que cada uno de los nativos ofrendara inciensos, frutas y flores en agradecimiento por los favores recibidos.

    Julia Vivas, de 47 años, declaró a Prensa Latina que nació y creció en una de estas isletas con fe y devoción, por eso el viacrucis es parte de su origen, “es una tradición alegre, bonita que heredé de mis abuelos y ahora se la trasmito a mis nietos”, dijo.

    Elvia Estrada, secretaria general del Instituto Nicaragüense de Turismo explicó que para esta ceremonia, los pobladores adornan sus botes y realizan representaciones bíblicas para la peregrinación, “nosotros apoyamos y promovemos, pues forma parte de nuestra cultura y tradición religiosa”, afirmó.

    Casi 600 personas protagonizaron la procesión acuática que recorrió parte de las 365 islas surgidas hace miles de años por la explosión del volcán Mombacho.

    Para Lea López de Francia participantes en el viacrucis, la experiencia le pareció bonita y asegura sentirse feliz. “Hay mucho fervor y dedicación de la población nicaragüense a la religión católica’, expresó.
    Manifestación cultural popular

    El codirector general del Instituto Nacional de Cultura, Luis Morales indicó que en 1982 se inició el viacrucis acuático, gracias a la iniciativa del padre Omar Cordero, de la Iglesia de Guadalupe de Granada. Evento que cada año se suman más participantes.

    Entre tanto, el obispo de Granada, Jorge Solórzano resaltó que esta expresión de la religiosidad popular y por las características de la comunidad de estar cercana a la naturaleza, hemos decidido celebrarlo en el lago, “fuente de vida, paz y alegría para nosotros”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...