• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El sueño para los habitantes del estado de Paraná, ubicado al sur de Brasil, tienen entre sus alegrías el que su equipo, el Atlético Paranaense de Curitiba, lograra por primera vez en su historia estar en la final de la Copa Suramericana que organiza la Conmebol.

    Un contundente 2-0 le sirivó para vencer, en un abarrotado estadio Maracaná de Río de Janeiro, al Fluminense; con lo que selló el boleto y ahora debe esperar a su rival que saldrá del encuentro entre dos clubes colombianos: Junior de Barranquilla y el Santa Fe de Bogotá.

    Los dirigidos por Tiago Nunes logran este importante triunfo, el cual certifica la contundente victoria obtenida semanas atrás en la Arena da Baixada en la sureña ciudad de Curitiba.

    Los forjadores de esta victoria fueron Nikao, a los cuatro minutos del primer tiempo y Bruno Guimares, al minuto 54; quienes de esta manera lograron destruir todo el plantel defensivo del “Flu”.

    De esta manera consigue estar en la final, instancia a la que casi llega en el 2006, cuando cayó en la semifinal ante el Pachuca de México.  Ahora, su concentración estará puesta en tratar de conseguir su primer título internacional ante un equipo neogranadino.

    Es por ello que los de Barranquilla pudieran ser los que más se acerquen a disputar esta final, después de haber derrotado a los de Bogotá en su feudo 2-0; por lo que para Santa Fé sería una proeza conseguir revertir el resultado.

    Junior contra la maldición

    Sin embargo, el Junior tiene una maldición en las semifinales, donde en dos oportunidades ha estado cerca de legar a disputar la final de un torneo continental, pero se le ha hecho esquivo.

    En 1994 ante Vélez Sarsfield (Argentina) y con una plantilla donde destacaban nombres como Carlos ‘El Pibe’ Carlos Valderrama e Iván René Valencia; lograron que el global quedara 3-3. Sin embargo, en la ronda de penales, tenían que pasar a una pared que estaba debajo del arco argentino, el arquero José Luis Chilavert.

    En esa oportunidad Ronald Valderrama erró su remate y se le esfumó al Junior poder acceder a la final de la Copa Libertadores.

    Mientras que el año pasado, ante el Fuminense, habían conseguido dejar el marcador 2-1 en el partido de ida realizado en Río de Janeiro. Sin embargo, cuando llegaron al Metropolitano los Cariocas lograron un 2-0 que los dejó afuera de la suramericana.

    Si deseas conocer más de esta información, te invitamos a leer:

    Junior de Barranquilla pega primero en la semifinal de la Copa Suramericana 2018

    Muñecos colgados en puente de Santa Fé podría ser una amenaza de las mafias del narcotráfico colombiano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...