• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El atlético Paranaense se coronó como el nuevo monarca de la Copa Suramericana, que es el primer título internacional que conquista en sus más de 90 años de historia.

    Los brasileños se enfrentaron al junior de Barranquilla (Colombia) en el partido de vuelta disputado en el estadio Arena da Baixada de Curitiba, donde los locales definieron el campeonato en la tanda de penales.

    En el tiempo regular, Pablo al minuto 26 abrió el marcador para los dirigidos por el entrenador Tiago Nunes. Sin embargo, los cafeteros igualaron el marcador al minuto 57 por intermedio de Gutierréz.

    Por su parte, Jarlan Barrera remató afuera un tiro desde el punto penal sancionado por el árbitro Roberto Tovar en tiempo suplementario, por lo que la paridad a dos goles hizo que todo se decidiera desde los once pasos.

    Y es que en el partido de ida, realizado en Barranquilla, cuando ambas oncenas quedaron igualadas a un gol por lado en el marcador.

    El marcador en la ronda de penales quedaría 4-3 favorable a los de casa, gracias a la efectividad en los botines de Jonathan, Raphael Veiga, Bergson y Thiago Leno. Renan Lodi, por su parte, remató afuera.

    Mientras que su contendiente sólo marcaron Luis Narváez, Rafael Pérez y Sebastián Viera. Gabriel Fuentes estuvo a punto de concretar pero el palo le negó la posibilidad y Teo Gutiérrez sacó fuera su disparo.

    “Hicimos una gran copa y estamos muy felices. Junior fue un equipo increíble, un equipo muy duro, con buenos jugadores. Es muy parecido a nosotros y sabíamos que enfrentaríamos a un equipo difícil. Hay que felicitarlos por todo lo que han hecho”, expresó Pablo al finalizar el encuentro.

    Con el triunfo, Paranaense se convirtió en el cuarto club brasileño en ganar el segundo torneo más importante del continente después de Internacional (2008), Sao Paulo (2012) y Chapecoense (2016).

    Este sería el primer título internacional de un Atlético Paranaense con más de 90 años de historia. Ya en el 2005, estuvo a punto de alcanzar la gloria en la final de la Copa Libertadores, sin embargo, otra oncena amazónica, el Sao Paulo le negó tal posibilidad.

    Su gran desempeño en este torneo de clubes, el segundo más importante de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol),  se vio desde el principio al dejar atrás a quipos como los brasileños Fluminense, Bahía, el Caracas FC (Venezuela), el Peñarol (Uruguay) y Newell’s Old Boy (Argentina).

    Ahora deberán enfrentarse al River Plate de Argentina, equipo campeón de la Copa Libertadores de América, con la finalidad de disputar la Recopa.

    Si deseas conocer más información, te invitamos a leer:

    Atlético Paranaense clasifica por primer vez a una final de la Copa Suramericana

    River Plate, un “millonario” que va con resaca al Mundial de Clubes

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...