• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El pensamiento eurocéntrico se evidencia nuevamente en América Latina, esta vez, a través del deporte; debido a que el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre el Boca Junior y el River Plate, que debía jugarse en el estadio Monumental de Buenos Aires; ahora se realizará en la capital del que otrora fuera el epicentro del imperio que por más de tres siglos dominó estas tierras. La Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) ha comunicado que debido a los actos de violencia presentados el 24 de noviembre, en el que fueron agredidos los jugadores del conjunto Xeneize; el partido se realizará en la ciudad de Madrid, España. La pregunta que cabe hacerse, más allá de que no existan condiciones en la capital argentina para poder jugar, será que ¿no se puede realizar este encuentro en otro lugar del continente americano?

    Ahora bien ¡quién piensa en los espectadores argentinos de ambos equipos? Vale recordar que no estamos hablando de cualquier conjunto del continente, sino dos de los más seguidos; con dos de las aficiones más apasionadas y en la que los hinchas harían cualquier cosa por conseguir ver este Súper Clásico. Tanto la Bombonera como el Monumental de Buenos Aires son verdaderos templos del balompié, no sólo argentino, sino Mundial. Sin embargo, y con otros estadios emblemáticos donde se puede realizar este encuentro, como el Maracaná de Río de Janeiro, la Conmebol ha decidió que se juegue en el Santiago Bernabéu, casa del Real Madrid, uno de los equipos más poderosos del planeta.

    “Después de analizar varias opciones CONMEBOL decidió de manera excepcional que se celebre en el territorio de una asociación nacional que no es miembro de la CONMEBOL, en territorio de la Real Federación Española de Fútbol”, fue la explicación que ofreció el máximo organismo del fútbol suramericano a través de un comunicado. Pero dicha decisión, no sólo fue asumida por la Conmebol, sino que la Asociación de Fútbol de la Unión Europea (UEF)A y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) “autorizaron en base a esta situación excepcional que el partido se dispute en el Santiago Bernabéu de Madrid”, según señaló la Federación Internacional de Fútbol Asociados (FIFA), en su caracter de máximo organismo supranacional y, en este caso, hasta supra continental.

    Y es que la Copa Libertadores no solo ha develado la mala organización y la crisis que se vive en Argentina, sino que ahora también muestra como un organismo como la Conmebol no puede, ni siquiera organizar un torneo continental en su propio continente; sino que se subordina de manera grosera a lo que decida la FIFA, que sigue convirtiéndose en una organización que aún mantiene una hegemonía colonial con epicentro en Europa. El 9 de diciembre todos veremos este espectáculo por televisión. Quienes compraron las entradas, pues también lo tendrán que ver por allí, y que ni siquiera podrán hacer un viaje en carretera.

    Además que ambos equipos tampoco estarán de acuerdo en que se realice fuera de las fronteras argentinas.

    Si deses conocer más información, te invitamos a leer:

     

    Será en el Santiago Bernabéu la superfinal entre el Boca y River de la Copa Libertadores

    Final de la Copa Libertadores evidencia la crisis social que vive Argentina

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...