• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La Fédération Internationale de Football Association (FIFA), anunció que abrió un procedimiento disciplinario contra la Federación Rusa de Fútbol por gritos racistas contra los jugadores franceses negros, entre los cuales destacan Paul Pogba y Ousmane Dembélé, durante el amistoso que Francia ganó por 3-1 a Rusia en San Petersburgo, a finales de marzo.

    La investigación es anunciada a menos de dos meses que inicie el máximo evento del deporte rey, el Mundial de Fútbol Rusia 2018, que en esta edición acogerá a 32 selecciones.

    Rusia ya fue sancionada por comportamiento racista desde su afición en las dos últimas Eurocopas. En esas ocasiones la Federación Rusa de Fútbol pagó multas.

    “Abrimos nuestra propia investigación interna el día siguiente al partido. Todo los partidos internacionales son jugados bajo jurisdicción de la FIFA, pero hemos abierto la investigación para saber mejor qué ocurrió“, declaró un responsable de la lucha contra el racismo en la Federación Rusa de Fútbol (RFU), Alexandre Baranov, quien aseguró estar en contacto con la FIFA y listo para someterse sin problema a lo que se descubra.

    Afirmó además que si logran identificar a aficionados implicados en el incidente éstos serán privados de asistir a los partidos del Mundial, previstos desde el 14 de junio al 15 de julio.

    “Esta gente no puede tener permitido entrar a un estadio. No podemos dejares hacer creer al mundo que hay racismo en nuestro país”, indicó Alexei Smertine, inspector encargado de la cuestión de discriminación y racismo en el fútbol.

    En ese sentido, “se ha hecho un pedido al Ministerio del Interior para identificar a diversas personas involucradas en estos incidentes”, declaró la autoridad el lunes, cita la agencia noticiosa Tass.

    Por su parte, el vice primer ministro Arkady Dvorkovich, advirtió: “haremos todo lo posible para no tener casos de discriminación (…) Pero si ocurren (…) no tendremos tolerancia alguna con esa gente”.

    La ministra de Deportes de Francia, Laura Flessel, condenó los hechos el día después del encuentro.

    “El racismo no tiene lugar en las canchas de fútbol. Tenemos que actuar juntos a nivel europeo e internacional para frenar este comportamiento inaceptable”, escribió en Twitter.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...