• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La vigésima primera edición de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 ya tiene su primer finalista: Francia, selección que logró imponerse este martes 1-0 ante Bélgica y ahora enfrentará al ganador del Croacia vs. Inglaterra, a jugarse este miércoles en el estadio Luzhniki de Moscú.

    Ésta será la tercera Final en un Mundial para los “blues” en los últimos 20 años. Han pasado dos décadas desde que le ganaron a Brasil el Mundial que organizaron en 1998, y 12 años después de perder en Alemania su segunda final, ante Italia. Ahora se convierte en la selección que más finales ha disputado en este periodo.

    El único gol de este choque europeo tuvo como autor al defensor Samuel Umtiti 51’. Fue su compañero Antoine Griezmann quien metió un centro al área desde el córner y Umtiti no dio chance de nada metiéndola de cabeza en el arco belga.

    Umtiti, elegido Mejor Jugador de la semifinal, destacó que su equipo hizo “lo necesario para alcanzar la Final”, a efectuarse el próximo domingo en Moscú.

    “Los del 98 hicieron su trabajo y nosotros estamos escribiendo nuestra historia. Aunque yo haya metido el gol, hemos trabajado todos juntos”, celebró el defensa del Barcelona FC.

    El combinado francés llega a la final tras superar la fase de grupos de forma invicta con victorias ante Australia (2-1), Perú (1-0) y un empate sin goles contra Dinamarca. En octavos despacharon a Argentina (4-3) y en cuartos a Uruguay (2-0). Ahora, en su encuentro número 74 frente al combinado de Bélgica, sube su récord a 25 partidos ganados ante los Diablos Rojos.

    Aunque el partido estuvo cerrado y con una Bélica que registró un 60% de posesión del balón, fue Francia quien dominó. De hecho, los galos tuvieron 19 remates y 5 tiros a portería.

    Bélgica buscó el empate en varias ocasiones, pero el arquero francés Hugo Lloris mantuvo el arco en cero. En los minutos finales del partido, Francia intentó marcar el segundo gol con Olivier Giroud y Kyllian Mbbapé, pero el arquero Thibaut Courtois evitó los goles.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...