• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Fue uno de los futbolistas más destacados en la reciente Copa del Mundo Rusia 2018 y ahora su carrera se podría estar empañando por unas declaraciones de su padre, que ha comentado que el atacante ruso del Valencia, Denis Cheryshev, tomó hormonas de crecimiento.

    En tal sentido, la agencia antidopaje española (AEPSAD) acaba de anunciar que abrió una investigación sobre el futbolista: “Se ha procedido a la apertura de una investigación para conocer todos los hechos relativos a este caso”.

    El ente detalló que la investigación se hace en colaboración con la agencia antidopaje rusa y en contacto permanente con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), “que conoce el asunto y conocerá las conclusiones de la agencia antidopaje española”.

    Los deportistas rusos han sido señalados con anterioridad por supuestos casos de dopaje, pero en este particular la AEPSAD aclara que “en ningún momento se habla de ningún presunto dopaje, porque no estamos frente a un análisis adverso”.

    Las alarmas se dispararon en torno al futbolista luego de que su padre, Dmitri Cheryshev, concediera una entrevista en la cual aseguraba en junio de 2017 al periódico Sport Week-End que su hijo recibió inyecciones de hormonas de crecimiento cuando jugaba en el Villarreal de España.

    Ante estas declaraciones, Dmitri Cheryshev señaló que tal información ha sido tergiversada por los medios de comunicación.

    Al mismo tiempo, el mismo jugador declaró lo siguiente a Sport-Express: “Pienso que será mejor dejar este asunto a los médicos, que hicieron todo según las reglas”.

    Afirma que no tiene nada que esconder y que de su parte, todo fue honesto, “pienso que no habrá problemas”, dijo.

    Cheryshev marcó cuatro goles en representación de su país durante el Mundial Rusia 2018, pero si se llegara a determinar su culpabilidad “y se demuestra que no hay una justificación médica para tomar esa medicación, el jugador podría enfrentarse a cuatro años de sanción sin jugar al fútbol”, despojándolo de sus aspiraciones de cara al Qatar 2022.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...