• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Hulk Hogan lleva 3 años fuera del universo WWE, pero está con muchas ganas de volver a subirse a los cuadriláteros de la compañía.

    Desde que a mediados de 2015 fuese despedido después de unas declaraciones racistas, su posible regreso se ha rumoreado en diversas ocasiones, aunque esta vez suena con mucha fuerza. Ha sido él mismo el que reconocido que quiere volver para enmendar los errores del pasado.

    “Me gustaría cambiar la última historia que se contó sobre Hulk Hogan. Me encantaría volver y corregir muchas cosas, pero tiene que ser en el momento perfecto para ambas partes. Mantenemos buenas relaciones… Esperemos que algún día no muy lejano pueda volver”, dijo Mr. América en una entrevista junto a Ric Flair en TMZ. “Tiene que ser en el momento perfecto para ambas partes. Todos estamos en buenas relaciones y trabajamos por el mismo objetivo. Así que espero volver pronto a mi familia del wrestling”.

    El ex luchador fue expulsado de la compañía cuando se filtraron unos audios en los que hablaba despectivamente del novio negro de su hija Brooke. “No tengo doble rasero, quiero decir, soy racista hasta cierto punto, putos negros. Pero si tuviera que acostarse con un negro, preferiría que se casase con un negro de dos metros y medio que tenga 100 millones de dólares, como un jugador de baloncesto”, se escuchaba en la grabación.

    En ella también se refería a su antiguo rival en el ring, la actual estrella de Hollywood Dwayne “The Rock” Johnson, con los insultos raciales “nigger” y “sambo”.

    Después de aquello Hogan se arrepintió públicamente de sus palabras y aseguró que no era racista, “pero que en el barrio donde había crecido se habla así”.

    Un año después de su expulsión volvió a salir a la palestra por un escándalo sexual por otra filtración, esta vez de un vídeo en el que salía practicando sexo con Heather Clem, la mujer de su entonces amigo y narrador radiofónico Bubba The Love Sponge.

    Aquel vídeo se publicó en Gawker, lo que significó el fin de este medio digital. Hogan les denunció por “estrés emocional y perjuicio profesional y a su imagen pública” para llevarse una indemnización de 100 millones de dólares, llevando a la bancarrota a una web que durante años filtró los documentos más bochornosos y privados de las celebrities norteamericanas.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...