• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    img_aaguilar_20170110-201037_imagenes_md_otras_fuentes_1484057949_141517_1484058035_noticia_normal-kSNB-U413237575228yJB-980x554@MundoDeportivo-WebEl que dijo que la vida no da segundas oportunidades se equivoca.

    Arsenal anunció el pasado 20 de diciembre el sorprendente fichaje del desconocido Cohen Bramall, un lateral izquierdo de 20 años que procedía del Hednesford Town de la séptima división.

    El joven jugador explicó en una entrevista a la BBC cómo se convirtió de la noche a la mañana de obrero desempleado a ser jugador del Arsenal. “Trabajaba en la línea de producción de Bentley (marca de coches de lujo), de lunes a viernes de las 6:30 horas hasta las 17:15. Lo disfrutaba, pero tras la jornada de trabajo, entrenar los martes y jueves, más los partidos del sábado resultaba agotador”, explicó Bramall.

    “Al día siguiente de perder el empleo, mi agente me llamó para decirme que tenía una prueba con el Arsenal. Me quedé atónito”, reveló el jugador antes de añadir que “Fue una locura lo rápido que pasó todo”.

    El gran responsable de su fichaje fue el ojeador Brian McDermott, y según cuenta el propio Bramall “siempre está en el extranjero buscando a la próxima gran estrella”, pero aquel día decidió ver un partido en el que quedó entusiasmado con el joven zurdo. “Si no hubiera estado allí nada de esto hubiera pasado”, reconoció.

    Cohen Bramall superó la prueba y tras varios entrenamientos se incorporó al Arsenal a cambio de 57.000 euros. De momento jugará en el Sub-23 esperando que Wenger le dé la oportunidad de jugar en el primer equipo.

    “Llegué a Arsenal, recibí mi uniforme, me arreglé y esperaba salir a jugar con los sub-23, pero me pusieron a entrenar con el primer equipo”, recordó.

    “Fue una locura. Ves a la gente en la redes sociales, los ves en Match of the Day (el programa de la BBC de resumen de la jornada liguera), y luego los tienes enfrente en la vida real y tu corazón late más fuerte”.

    “Danny Welbeck, Chiba Akpom, Alex Oxlade-Chamberlein, todas grandes figuras que me dieron una gran bienvenida y sabían mi nombre. Estaba alucinado. En verdad fue un sueño hecho realidad”.

    “Creo que el primer uno-dos lo hice con Alexis Sánchez”, resaltó. Y sobre el encuentro con Arsene Wenger, Cohen contó que el técnico francés lo saludo y se refirió a él por su nombre, pero que no intercambiaron muchas palabras.

    Luego llegaron los dos entrenamientos, el visto bueno del equipo y el acuerdo por US$50.000. “Todavía no he tenido tiempo de reflexionar en lo que ha pasado. Todavía no caigo en dónde estoy”, reconoció pero tiene un mensaje claro. “Lo que me gustaría decirles a todos los jugares aficionados es que sigan creyendo y trabajando duro. Si no trabajan duro nada llegará”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...